Por FRANCISCO VARGAS M.
(Crónica y Fotos)

Estupendo resultado artístico tuvo el “Festival Taurino entre Amigos”, mismo que se llevó a cabo en el Cortijo Las Fuentes, de Jesús María; en el cual Arturo Prado indultó al bravo y estupendo astado número 5, de nombre “Morita”, de la ganadería de San Fermín, recibiendo como premios simbólicos las dos orejas y rabo; mientras que Jorge Mora cortó dos apéndices, premios que les redituó a ambos diestros aguascalentenses salir en hombros al final del festejo; mismo que sirvió para conmemorar el X Aniversario de “Sonoras Meat”, negociación de nuestro estimado amigo Gerardo Muñoz. Por su parte Marcial Herce cortó una oreja, Pedro Montes dio vuelta al ruedo, Luis Fernando Sánchez y Omar García Mora salieron al tercio.
Con clima agradable y siguiendo las medidas sanitarias, en este festival taurino se jugaron tres astados de la ganadería de Puerta Grande, dos de Medina Ibarra y uno de San Fermín, todos cumpliendo en varas, en su mayoría sin presentar complicaciones, destacando el segundo de la tarde, primero de Medina Ibarra, y sobre todo el quinto de San Fermín, que por su calidad, clase y bravura mereció el indulto. Cabe mencionar que los astados llevaron nombres alusivos a Jorgito Mora por su cumpleaños número cinco.

LUIS FERNANDO SÁNCHEZ
Se enfrentó a “Bien venido” de Puerta Grande, al cual lo bregó para fijarlo a su capote, mientras que con muleta ante un burel noble que terminó con la cara a media altura, hizo una faena aseada y temple, logrando derechazos de buen trazo, terminando con una labor de aliño con doblones rematados a pitón contrario. Estocada caída para escuchar ovación que agradeció en el tercio.

JORGE MORA
Lanceando de manera cadenciosa saludó a “Aniversario” de Medina Ibarra, y una vez que brindó a su hijo Jorgito, por su V aniversario de vida, le regaló a su hijo como a todos los presentes una faena artística por ambos lados, llena de clase, en la cual el torero aquicalidense se recreó en cada pase como en sus adornos del desdén, cambios de mano por delante y arrucina; aprovechando siempre las nobles y francas embestidas del burel, cerrando con ajustadas manoletinas. En la suerte suprema dejó media estocada un tanto trasera y tendida para que el juez Enrique Hernández “Pequi” lo premiara con las dos orejas.

PEDRO MONTES
Le correspondió “Soñador” de Puerta Grande, con el que se abrió de capa con verónicas abrochando con vistosa revolera. Después de un gran puyazo de José de Jesús Prado, muleta en mano con un astado no fácil, que presentó ciertas complicaciones y que se ponía por delante, logró una labor de gran disposición, entrega y valor, estando siempre con enorme voluntad, sacando pases de mucho mérito. Montó el estoque para dejar media estocada, siendo reconocido con ovación dando una merecida vuelta al ruedo.

MARCIAL HERCE
Con otro astado de la dehesa de Puerta Grande, lanceó de buena manera a la verónica rematando con pinturero recorte. Por bajo comenzó su esforzada y meritoria faena con un novillo un tanto soso, sin embargo, Herce le puso la alegría a su labor, sacando pases por los dos pitones, mismos que fueron del agrado del respetable. Con determinación se fue por uvas colocando media espada que surtió efectos inmediatos, para petición de oreja que el juez concedió acertadamente.

ARTURO PRADO
Dicen que no hay quinto malo y esto se cumplió una vez más al tocarle en suerte el bravo y estupendo astado “Morita”, herrado con el número 5, mismo que recibió el diestro con verónicas jugando los brazos, quitando de manera vistosa por navarras. Viendo la gran calidad del burel, inmediatamente se dio a torear, logrando series por ambos lados donde en cada pase se gustó y recreó, disfrutando del toreo con pases de gran contenido artístico, cuajando una faena que tuvo transmisión y conexión con el público. Como premio a la calidad del astado se le perdonó la vida, regresando a los corrales; mientras que Arturo dio la vuelta triunfal con las dos orejas y el rabo simbólico.

OMAR GARCÍA MORA
Con el cierra plaza de Medina Ibarra, lanceó a la verónica de buena manera quitando de la misma manera por chicuelinas. Brindó a su señora esposa, haciendo enseguida una labor esforzada sacando pases que tuvieron eco en el tendido. De dos pinchazos y estocada contraria concluyó su meritoria labor para escuchar calurosa ovación que agradeció en el tercio.
Al final, Arturo Prado y Jorge Mora salieron en hombros concluyendo de esta manera triunfal este festejo. (pacovargas_@hotmail.com)