Por FRANCISCO VARGAS M.

No cabe duda que en esta importante, positiva y gran reactivación de la fiesta brava en nuestro país, los toreros tienen inmensas ganas de torear y los aficionados por presenciar su espectáculo preferido. Así se pudo comprobar este domingo 27 de junio de 2021, en lo que fue el Segundo Festival Taurino que forma parte del Certamen “México Busca un Torero”, y de las actividades para celebrar el 125 de la Plaza San Marcos; ya que ni la intensa lluvia ni el ruedo del coso centenario que parecía una verdadera alberca, fueron motivos para que este festejo se suspendiera, esto gracias a la raza y carácter de los toreros participantes que echaron para adelante al igual que sus cuadrillas, y por otra parte, el público que al igual aguantó estoicamente hasta el final, arrojando como triunfador al mismo a Arturo Macías, quien cortó dos orejas, premios que le redituaron salir en hombros, mientras que Xavier Gallardo se llevó un merecido apéndice.
Con una gran entrada, dentro del aforo permitido, y después de paseíllo donde se pidió un minuto de aplausos en memoria de la extraordinaria aficionada doña Martha Rivera Espinosa, se jugó un toro de Bernaldo de Quirós (para rejones), mientras que para lidia ordinaria tres toros de La Estancia (primero, segundo y tercero; dos de Santa Bárbara (cuarto y quinto) todos que cumplieron en varas, y que a pesar de las malas condiciones del ruedo no presentaron complicaciones.

EMILIANO GAMERO (Rejoneador)
A “Lejaño” de Bernaldo de Quirós, lo recibió montando a “Hijo del Sol”, clavando dos rejones de castigo arriba, fallando en el tercero. Con “Adame” estuvo en ese mismo tenor de entrega, toreando a la mínima distancia a la grupa dejando banderillas con gran exposición estando en ese mismo tenor con “Jaque Mate”, con el que hizo vistosas piruetas en la cara del toro que tuvo recorrido. Ya con “Ilusión”, clavó banderillas, unas de ellas sin el barbiquejo al quitarle el mismo a su cabalgadura, mientras que con “Glamur” dejó dos rosas, colocando el rejón de muerte un tanto trasero para petición de oreja, que el juez, en esta ocasión Roberto Ramírez, no concedió, dando una vuelta al ruedo con fuerza acompañado de su hijo.

ARTURO MACÍAS
Se enfrentó a “Navarro”, al que lanceó de manera lucida a la verónica, cerrando con media y quitando con ajustadas gaoneras, desmonterándose Jonathan Prado tras estar efectivo y lucido en banderillas. Al tomar muleta e iniciar su faena, la fuerte e intensa lluvia hizo acto de presencia, jugándosela Macías que sin importarle la copiosa precipitación, ni las condiciones del ruedo, logró una faena intensa de gran valor y entrega, logrando series que tuvieron gran calado sin faltar el toreo rodilla en tierra y desplantes. Con enorme determinación se fue tras el acero, dejando una estocada que surtió efectos, cayendo Arturo a la arena, sufriendo momentos de apuro pero quedando todo en un susto. El jubiloso público solicitó las dos orejas que le fueron otorgadas, dando la vuelta al ruedo triunfal.

ARTURO SALDÍVAR
Al ver que su compañero y paisano se fue por delante, en su mente sólo estaba no dejarse ganar la tarde y desde que se abrió de capa con “Cumplido”, también de La Estancia, salió por todo sin escatimar nada, estando lucido con capa al igual que con muleta, logrando una faena recia de enorme disposición y valor, alcanzando momentos que tuvieron calado en los tendidos y saliendo al tercio después de pasaportar al bravo astado.

XAVIER GALLARDO
Al igual que sus alternantes, echó para adelante enfrentándose a “Bellotero”, otro de Los Encinos, al que saludó con verónicas abriendo compás, jugando los brazos y abrochando con pinturera media. Con muleta comenzó con pases por alto, rematando con el de pecho de pitón a rabo. Ante un anegado ruedo, Gallardo logró una artística faena, teniendo sus mejores momentos cuando toreó al natural, ante un toro que nunca dejó de embestir, haciéndolo siempre con codicia y bravura, intercalando adornos y desplantes toreros. En la suerte suprema dejó media estocada y otra de tres cuartos de efectos, siendo premiado de manera acertada con una oreja.

JOSÉ MARÍA PASTOR
“Telonero” de Santa Bárbara, fue el cuarto de lidia ordinaria, mismo que recibió de hinojos con una larga cambiada, cerrado en tablas y continuando con chicuelinas ajustadas rematando con una revolera. Después de un buen puyazo de Guillermo Cobos, el joven acalitano comenzó con pases por alto de tablas al tercio, cuajando posteriormente una faena de enorme contenido artístico con series por ambos lados y con pases largos, estando en todo momento a la altura de la calidad de las embestidas del noble y estupendo toro, sin faltar adornos como el martinete ligando el de pecho, sufriendo al final un susto al ser prendido sin consecuencias. Tomó el acero realizando un metisaca, doblando el toro pero el puntillero lo levantó, dejando en el segundo viaje un pinchazo hondo para concluir, esto para dar una merecida vuelta al ruedo, mientras que los restos del toro fueron premiados con el arrastre lento.

ÁNGEL ESPINOSA “PLATERITO”
Al cierra plaza fue “Tabernero”, otro de Santa Bárbara, el cual desde que se desprendió del burladero de matadores dejó en claro que deseaba el triunfo. “Platerito”, rodillas en tierra, realizó una larga cambiada intercalando verónicas de buena factura, mientras que con muleta una vez que comenzó con pases por alto, rodilla en tierra ante un toro que le faltó un punto de fuerza, hizo una labor de enorme empeño y esfuerzo, misma que fue reconocida con calurosas palmas una vez que pasaportó al burel después de estar un tanto errático con la espada.
Al final, Arturo Macías salió en hombros, concluyendo de esta manera el Segundo Festival Taurino que quedará para la historia por el heroísmo de los toreros, cuadrillas y, por supuesto, también del público asistente. (pacovargas_@hotmail.com)