Por FRANCISCO VARGAS M.

La empresa y de apoderamiento Casa Toreros, por medio de un boletín de prensa, que envió a la prensa especializada, dio a conocer que el joven novillero lagunero Arturo Gilio, después de tres semanas de reposo obligado, debido al percance que tuvo el pasado 30 de septiembre, en la ganadería queretana de Juan Antonio del Hoyo, donde sufrió una voltereta que le provocó traumatismo craneoencefálico, esguince cervical de segundo grado y fractura de nariz; regresó a sus entrenamientos para de esta manera iniciar su proceso de rehabilitación.
En el ruedo del Coliseo de Torreón, Arturo Gilio acompañado de su señor padre de mismo nombre, comenzó con sesiones de toreo de salón tanto con capa como muleta, así como preparación física, sin presentar ninguna molestia, por lo que todo indica que está recuperado totalmente.
Arturo seguirá con su intensa preparación como asistir lo antes posible al campo bravo para probarse ante unas vacas, posteriormente regresar a España y retomar el gran momento por el que estaba pasando en su carrera, deseando poder participar en varias novilladas en diferentes plazas; y seguir confirmando como siempre que: “La grandeza del toreo es la bella creación del arte, en donde se pone en juego la existencia de la vida sobre la muerte. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)