Por FRANCISCO VARGAS M.

El destacado novillero coahuilense Arturo Gilio iniciará, este próximo 4 de octubre, con sus ejercicios de fortalecimiento de la región cervical, lesión que sufrió tras la tremenda voltereta que le produjo un novillo de la ganadería de Juan Antonio Ruiz Espartaco, al estar toreando el pasado sábado 4 del presente mes en el coso de Santoña.
Así lo informó la administración del propio novillero lagunero. Arturo estaba sensible de la parte posterior del cuello, ya que, a mediados del 2020, otro novillo de la dehesa de Ana Mayoral lo maromeó de fea manera y después, en septiembre del mismo año, estando toreando en la ganadería de Juan Antonio del Hoyo, donde un astado de Marrón lo volteó aparatosamente y fue hasta que, en la población norteña de España antes referida, se acabó de producir la seria lesión con inflamación en la zona de las vértebras cervicales.
Ante esta situación, se le recomendó a Gilio reposo absoluto durante dos semanas, mismas que se han cumplido, por lo que, como lo apuntamos en líneas iniciales, será el próximo 4 de octubre cuando empezará a ejercitarse, llevando un programa de rehabilitación para luego reaparecer en el campo bravo.
Cabe recordar que, por este percance, Arturo perdió tres fechas en las plazas de Villaseca de la Sagra, Cella y Moralzarzal. Debido a que se le venció su visa, Gilio regresó a México para reactivarla y volver a suelo español; mientras tanto, se rehabilitará y se meterá de lleno al campo bravo mexicano. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)