Un adolescente fue asesinado a puñaladas en el interior de una vivienda del fraccionamiento Lomas de San Jorge, por parte de varios sujetos que tras el crimen escaparon con rumbo desconocido.
Durante un operativo implementado por agentes de la Fiscalía General del Estado, fue arrestado un sospechoso quien se encuentra sujeto a investigación, a fin de determinar si está involucrado en los sangrientos hechos.
Fue a las 18:30 horas del sábado cuando habitantes de la calle Martín Casillas, en el fraccionamiento Lomas de San Jorge, reportaron que en un domicilio se escuchaban fuertes gritos, ya que al parecer se estaba registrando una riña.
Al lugar de los hechos acudieron policías estatales y agentes de la Policía de Investigación, quienes al hacer su arribo observaron que del domicilio señalado salía corriendo una persona del sexo masculino, por lo que de inmediato lo interceptaron.
Al momento de ingresar a la vivienda, encontraron el cadáver de un adolescente en el interior de un tambo que se encontraba en el patio trasero. La víctima presentaba heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo, principalmente en el tórax y el cuello, que le fueron causadas con un cuchillo y que le provocaron una impresionante hemorragia.
Más tarde acudió un ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, cuyos paramédicos confirmaron la muerte de la víctima, un joven de 17 años identificado como D. D. Ch.
De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, esa vivienda era rentada por un grupo de jóvenes originarios de Zacatecas, quienes se encontraban en Aguascalientes con motivo de su trabajo.
Aparentemente, el sábado por la tarde estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas, pero en determinado momento surgió un pleito entre ellos y mataron a cuchilladas al adolescente, cuyo cadáver posteriormente lo arrojaron a un tambo, con la finalidad de llevarlo a tirar durante la madrugada.
Sin embargo, debido a que vecinos de la zona se percataron de lo ocurrido y llamaron a los servicios de emergencias, los sospechosos decidieron escapar con rumbo desconocido.
A la escena del crimen acudieron además de los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.