En medio de una crisis deportiva, el conjunto del Arsenal tuvo un triunfo navideño ante el Chelsea por un marcador de 3-1, los gunners no lograban una victoria así de importante desde hace varios meses, por lo que este resultado les ayudará a tomar un impulso anímico de cara al 2021.
Como parte del tradicional Boxing Day, el partido más atractivo de la jornada navideña fue el derby de Londres entre Arsenal y Chelsea, dos equipos con objetivos diferentes, ya que los gunners buscan alejarse de la zona del descenso, mientras que los blues, quieren volver a los puestos europeos.
Como cada derby, este partido se convirtió en un encuentro diferente a los demás, y los antecedentes se olvidaron por completo; el conjunto de Arsenal tuvo posiblemente sus mejores minutos de la temporada, generando jugadas ofensivas, y dejando sin opciones en ataque a los de Lamprad.
El primer gol del Arsenal llegó al minuto 34, el lateral Tierny recibió una falta dentro del área, así que se señaló la pena máxima, misma que cobraría de manera efectiva Alexandre Lacazette. Al filo del descanso, Granit Xhaka marcó el 2-0 con un golazo de tiro libre, poniendo en aprietos al cuadro azul.
En la segunda parte los gunners ampliaron su ventaja al minuto 56 con un gran gol de Bukayo Saka, y a pesar de que los locales tuvieron muchas oportunidades para aplastar a sus rivales, al final no consiguieron sumar más tantos, inclusive permitieron una anotación de Tammy Abraham al 85′, aunque ya fue tarde para un empate o remontada del Chelsea.
Con este resultado, el Chelsea cayó hasta el séptimo lugar de la tabla y de momento se encuentra fuera de los puestos europeos, además de empatar con Tottenham, Aston Villa y Southampton, todos con 25 puntos. Mientras que el Arsenal sigue en la parte baja de la tabla en el puesto 14, aunque con sus 17 puntos podría escalar lugares si logra una mejora en el arranque del 2021.
En más resultados del Boxing Day, el Fulham y el Southampton empataron sin goles, el Aston Villa vapuleó 3-0 al Crystal Palace, el Manchester City venció 2-0 al Newcastle con goles de Gundogan y Ferrán Torres, mientras que el Everton logró un triunfo con un solitario gol de Sigurdsson en casa del Sheffield.