La educación de calidad y con pertinencia para niños y jóvenes es lo único que no puede ser negociable en cualquier reforma, advirtió el rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Francisco Javier Avelar González.
Alertó además que si una eventual reforma en el tema educativo no ve los detalles y las implicaciones de una operatividad equivocada y si no trae los recursos adecuados, puede generar un desajuste de enorme magnitud en el sistema de educación pública superior.
En conferencia de prensa, sostuvo que una vez superado el error de técnica legislativa que dejó en suspenso por unos momentos la garantía constitucional de la autonomía para las universidades, los rectores en todo el país han procedido al análisis del texto de la propuesta del nuevo gobierno en materia de educación.
Respecto de la desaparición del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, consideró que no es posible la mejora si no hay una evaluación objetiva y pertinente, por lo que estarán atentos a este tema que continuaría, pero sin consecuencias laborales para quien no apruebe.
Avelar González recalcó que las universidades del país son partidarias de la evaluación y la cumplen con organismos externos nacionales e internacionales, si bien en el tema laboral también sería bueno que hubiera algún tipo de consecuencias, así como estímulos para la capacitación y la mejora en la calidad del personal.
DIPLOMADO. Por otro lado, el rector de la UAA puso en marcha el Diplomado en Responsabilidad de los Servidores Públicos que avala la institución para más de 500 funcionarios de todo el país que, en línea, están recibiendo formación para el debido ejercicio de la función pública.
Sobre el particular, explicó que la UAA fue elegida a nivel nacional para coadyuvar en el combate a la corrupción y la promoción de una administración eficiente del erario público, a través de su departamento de Extensión Académica y en conjunto con la Contraloría Estatal.
Indicó que se brindarán las herramientas para que se conozcan los efectos, limitaciones y repercusiones del actuar oficial, desde un enfoque humanista y acorde a las garantías individuales, así como con los ordenamientos legales que rigen a la nación; finalmente, acompañado del contralor David Quezada Mora, invitó a los burócratas a aprovechar los conocimientos y ejercer un servicio público eficiente, empático y honesto.