Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.-Pobladores de Llano Perdido en el Municipio de Cochoapa, Guerrero, deben cruzar un endeble puente de troncos y alambre para cruzar el río Víbora e ir a surtirse víveres.
La crecida del río en época de lluvias inhabilita el paso que utilizan para ir en auto o camioneta a surtirse de comida.
“Hay muchos enfermos, niños que no pueden salir del pueblo porque no está el puente construido y el río está crecido por las lluvias”, reveló el comisario de la Comunidad, Esteban García, en un video en el que confirmó que desde el 25 de junio pasado enviaron un nuevo oficio al Gobernador Héctor Astudillo para que atendiera el problema, pero que no han tenido respuesta.
Cochoapa se ubica en la sierra de Guerrero y es uno de los municipios más pobres de México. Según Índice de Desarrollo Humano Municipal (IDH) se vive igual que Burundi, Africa, donde la esperanza de vida no llega a los 51 años.