Édgar Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Grupos de migrantes de la nueva caravana llegaron en la madrugada a la frontera con México en busca de seguir hacia Estados Unidos.

Los hondureños llegaron a la Casa del Migrante de Tecún Umán donde les brindaron alimento y orientación.

Debido a pandemia de Covid-19 no pueden brindarles alojamiento.

En el lugar, el Instituto de Migración, Policía Nacional Civil y el Ejército de Guatemala busca disuadirlos y convencerlos para que vuelvan a su país. Incluso han dispuesto camiones para facilitarles el traslado.

Mientras que en el lado mexicano, sobre la ribera del Suchiate, agentes del Instituto Nacional de Migración y la Guardia Nacional revisan documentos a las personas que cruzan de manera irregular sobre las balsas que operan en el afluente.

Ahí sólo permiten el paso de residentes guatemaltecos fronterizos que cuentan con Tarjeta de Visitante Regional y cruzan con fines comerciales o de trabajo.

Mauricio Ituarte, Cónsul de México en Guatemala, dijo que la prioridad en este momento es atender la pandemia del Covid por lo que aseguró que se harán pruebas.

“La prioridad es revisar que no haya contagios. Están en riesgo vidas”, expresó.

Aseguró que existe una coordinación entre los países de Honduras, Guatemala y México para atender tanto el tema migratorio como sanitario.

“México nunca cerró sus fronteras ni sus puertas a una migración ordenada, segura y regular. Tenemos que guardar las cuestiones sanitarias más que en este momento son tan delicadas”, apuntó.

La noche del viernes, en Guatemala, dos militares resultaron heridos tras riñas con migrantes de la caravana, indicaron autoridades del país.

La primera trifulca ocurrió entre migrantes y transportistas en la comunidad de Modesto Méndez, informó Juan Carlos De Paz, Director de Prensa del Ministerio de la Defensa guatemalteca.

Explicó que los conductores enfrentaron a los indocumentados porque interrumpían la circulación vial.

El Ejército intervino para resguardar el orden pero un agente recibió un golpe en la cabeza con una piedra.

En otro hecho, en el Municipio de San Luis, un militar recibió un golpe con un objeto contundente lanzado presuntamente por migrantes.

El funcionario explicó que el Ministerio de Defensa da seguimiento a la caravana de hondureños para orientarlos y convencerlos que desistan de su intento por llegar a Estados Unidos.

“Se les lleva la información de la situación en las fronteras, que del lado de México no los van a dejar pasar, eso ha logrado que una gran cantidad de personas vayan de vuelta en transportes que está siendo facilitado por el ejército de Guatemala y otras instituciones”, expresó.

Suman 333 migrantes deportados a Honduras
El Gobierno de Guatemala ha logrado deportar a Honduras a 333 migrantes de la nueva Caravana que pretende llegar a México en su camino hacia Estados Unidos.

De acuerdo al Sistema Nacional de Control Biométrico Migratorio de Honduras han sido devueltos 224 adultos y 109 menores por los Puertos Fronterizos de Agua Caliente, El Florido y Corinto.