Con poco más de tres semanas para el inicio de la temporada 2020 de la LNBP, este martes llegó a Aguascalientes el coach de Panteras Manolo Cintrón, quien de inmediato charló con sus jugadores de cara al arranque de un nuevo reto que tiene como objetivo trascender entre los primeros lugares de la liga. Cintrón espera realizar un gran trabajo como el que se hizo la temporada pasada llegando a playoffs antes de ser eliminados por los Soles de Mexicali, y aunque sabe que será un reto por lo extraño de la campaña debido a la pandemia, llegó con la mejor actitud al seno felino.
“Forjaremos un equipo sólido, tenemos calidad en todas las filas y buscaremos dar un salto más que significa llegar más lejos de la primera ronda de playoffs, defenderemos con todo a Aguascalientes, tierra de gente que sabe de basquetbol”, señaló el coach puertorriqueño en entrevista.
“Consciente del reto que representa este año contamos con un gran perímetro, con jugadores jóvenes y de calidad, queremos un cuadro rápido y apuntalamos también la tabla, trabajaremos para estar unidos y en armonía, ese será mi trabajo para lo cual cuento con una excelente base de jugadores mexicanos y extranjeros que tienen toda mi confianza”, agregó Manolo sobre el roster que se ha conformado destacando las ausencias de Jesse López y Benjamin Puckett a diferencia del año pasado.
Por la tarde, el coach se realizó la prueba COVID siendo así el último elemento felino que faltaba de este proceso.
“Esperamos que la afición de Aguascalientes nos siga, de ser posible esperamos verlos pronto en el Gimnasio Hermanos Carreón y vibrar juntos al grito de Panteras, por el momento les pedimos que no dejen de seguirnos por redes sociales del equipo y las transmisiones de los partidos en vivo por Canal 26”, fueron las últimas palabras del coach que de inmediato se puso a trabajar con el equipo para el inicio del calendario.
Además de esta información se anunció un partido amistoso ante Plateros de Fresnillo en próximo sábado que parecía ser la primera prueba de la pretemporada, sin embargo, por la tarde las Panteras anunciaron la cancelación del encuentro por situaciones ajenas del club en un juego que se asemejó a una estrella fugaz por su corto paso. Ahora el equipo se enfocará en ponerse a punto físicamente lo antes posible.