Por el simple hecho de que imaginaba que le había “puesto el dedo” ante la policía, un presunto distribuidor de drogas fue detenido por policías preventivos del municipio de Cosío, luego de que agredió a un hombre de la tercera edad en silla de ruedas.
Quien ya se encuentra a disposición del agente del Ministerio Público de la FGE adscrito al municipio de Cosío, es un individuo identificado como Roberto, de 40 años, quien fue acusado de los delitos de lesiones dolosas y amenazas.
Los hechos se registraron cuando policías preventivos de Cosío se encontraban realizando labores de vigilancia en el poblado de Soledad de Arriba, cuando al desplazarse por la calle Marco Antonio, detectaron a un violento individuo que estaba golpeando a un hombre que estaba tirado en el suelo y a un costado había una silla de ruedas.
De inmediato los oficiales decidieron intervenir y arrestaron a Roberto, quien intentó escapar corriendo.
Asimismo, procedieron a auxiliar al señor J. Guadalupe, de 70 años, quien fue colocado en su silla de ruedas ya que es una persona con discapacidad.
El hombre manifestó que su agresor se dedica a la venta y distribución de drogas y en días pasados fue detenido por policías estatales. Es el caso que dicho individuo le reclamaba que él había dado aviso a la policía de sus actividades ilícitas y por eso lo habían detenido, por lo que comenzó a insultarlo y a agredirlo, para después derribarlo de la silla de ruedas.