CDMX.- En una gala ágil del Premio Ariel, de apenas una hora y 20 minutos, donde Sin Señas Particulares fue la gran ganadora, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) remarcó la urgencia de que el Gobierno intervenga en favor del cine mexicano.
La actual presidenta del organismo, la productora Mónica Lozano, sostuvo que se debe respetar la cuota de pantallas para el cine nacional, así como regular a las plataformas de streaming como hacen otros países para favorecer la industria.
Sin Señas Particulares, la ópera prima de Fernanda Valadez sobre la desaparición forzada, llegó como el filme más nominado al estar en 16 categorías y se llevó nueve premios, incluidos los más importantes: Película, Dirección y Guión Original.
También ganó Actriz para Mercedes Hernández, Coactuación Masculina para David Illescas.
«Este Ariel lo quiero dedicar a todas las mujeres que están buscando a sus familias. El País entero está en deuda, la desaparición y el reclutamiento forzado es algo que no debería existir en México y le toca a las autoridades, pero también a los ciudadanos, entender y resolver esto que nos duele», expresó Hernández.
Alfonso Herrera fue premiado como Mejor Actor por El Baile de los 41, mientras Las Tres Muertes de Marisela Escobedo se llevó el premio a Largometraje Documental.
Los únicos cineastas que dieron discursos fueron los galardonados con el Ariel de Oro: el sonidista Fernando Cámara y la actriz Ofelia Medina.
El In Memoriam fue presentado por Contreras, quien dijo que fueron más de 100 colegas que fallecieron este año, por lo que homenajearon rostros como Isela Vega, Patricio Castillo, Rosita Quintana, Paul Leduc, Sammy Pérez y Armando Manzanero, cuyo tema «Adoro» musicalizó parte del segmento. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)