El ISSEA reportó que las comorbilidades de hipertensión y diabetes mellitus representan alrededor del 55% del total de los decesos relacionados al COVID-19 que se han registrado en la entidad, desde el inicio de la pandemia.

También la obesidad e insuficiencia renal, mientras que el EPOC, tabaquismo y enfermedades cardiacas superan el 10% de los 660 fallecimientos registrados hasta ayer; por género, 396 defunciones corresponden a hombres y 264 a mujeres.

Se informó que son 654 los casos positivos a COVID-19 que se encuentran activos, mientras que los positivos acumulados ascienden a 8 mil 942 casos; 137 pacientes permanecen en investigación, mientras que 22 mil 118 personas resultaron negativas al virus de un total de 31 mil 197 pruebas aplicadas.

Jesús María sigue siendo el segundo municipio, después de la capital, con más casos positivos, seguido de Rincón de Romos y Pabellón de Arteaga.

VACUNACIÓN

La campaña de la vacuna contra la influenza estacional que arrancó ayer, concluye el próximo 31 de diciembre.

Las 389 mil 320 dosis serán distribuidas en los 83 Centros de Salud de todo el estado y en clínicas del IMSS e ISSSTE.

Se aplicará de forma prioritaria a personal de la salud, niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

En el arranque de la Jornada, el gobernador Martín Orozco Sandoval, llamó a las instituciones del sector salud a seguir haciendo equipo en momentos tan significativos para la salud de los aguascalentenses.

Destacó que la vacuna es el mejor escudo en contra de la influenza; su aplicación durante este periodo atiende a la necesidad de reducir los factores que puedan agravar la actual pandemia de coronavirus.

Las primeras vacunas contra la influenza AH1N están destinadas para el personal médico, enfermeras, paramédicos, camilleros y laboratoristas, quienes en el presente año atípico han sido la fortaleza del sector salud.

Se aplicará de forma prioritaria a los sectores vulnerables de la población, que corresponde a los menores de 6 a 59 meses de edad y los mayores de 60 años; también a personas de entre 5 y 59 años de edad que se encuentren en situación de riesgo, como son pacientes con enfermedades crónicas y las mujeres embarazadas.