El Instituto de Servicios de Salud del Estado comenzó con la aplicación de la vacuna contra influenza, la cual será recibida en personas mayores a los 60 años, menores de 6 meses a 5 años, además de mujeres embarazadas, personal del sector salud y pacientes crónicos.
En Asientos, el responsable del sector salud en la entidad, Ángel Piza Jiménez, detalló que la meta es la aplicación de más de 385 mil dosis a lo largo de los próximos meses.
Actualmente, el ISSEA cuenta con un lote de 36 mil 640 vacunas, las cuales han comenzado a ser distribuidas en cada uno de los 83 centros de salud del interior del estado, así como en clínicas del IMSS e ISSSTE, esperando a que autoridades federales en las siguientes semanas envíen mayor número de biológicos para alcanzar la meta prevista y evitar como sucedió durante el año pasado fallecimientos relacionados con dicha enfermedad.
De la misma manera, invitó a las personas a continuar con las medidas de prevención contra el COVID-19, las cuales contribuyen al auto cuidado y evitar incremento de ambas enfermedades. Los principales síntomas de Influenza son, fiebre, tos, dolor de garganta, así como secreción nasal, dolores musculares y de cabeza, además de fatiga y en algunos casos hasta cuadros de vómito y diarrea, por lo que se recomienda estar atentos, evitar la automedicación y acudir cuanto antes al médico de cabecera.
“Se estima concluir con esta primera estrategia a finales de noviembre, para posteriormente inocular a la población en general que desee aplicarse el biológico, concluyendo esta jornada nacional de vacunación contra la influenza antes de marzo del 2022”, resaltó.