Por segunda ocasión en el año Aguascalientes recibe un evento nacional deportivo alzando la mano para seguir siendo una de las sedes constantes en el que las instituciones y asociaciones se fijen mes con mes. Ahora fue el turno del ciclismo BMX que desde temprana hora prendió la adrenalina en la pista de la especialidad que se encuentra a un lado del Velódromo Bicentenario. Poco a poco fueron llegando pedalistas de diferentes edades y estados en lo que se convirtió en una gran fiesta deportiva, eso sí, siempre cuidando los protocolos sanitarios tanto de sana distancia como de uso de cubrebocas.
Los eventos comenzaron a correrse aproximadamente pasadas las diez de la mañana regalando las primeras postales y pruebas de gran velocidad para cada uno de los participantes. A diferencia de otras ediciones, en esta ocasión no se tuvo venta de equipo o cualquier cosa relacionada con el BMX limitando la asistencia a corredores y equipos. Lo que sí hubo fueron una especie de tiendas o carpas en donde los diferentes ciclistas se instalaron esperando su turno de competir preparando sus bicicletas o también descansando. Todo esto debido a que dentro de la pista sólo se permitía a los corredores correspondientes de cada competencia, esto con el fin de tener a la menor gente reunida posible.
Otro detalle importante fue que en la entrada a cada carrera los pedalistas tuvieron que pasar por un proceso de sanitización incluidas sus bicicletas en lo que fue un protocolo estricto, adecuado para las circunstancias que se viven. Las pruebas se extendieron hasta pasadas las 6 de la tarde con una intensa actividad. Para hoy continuará la actividad con dos tandas de competencias, la primera a partir de las 9:20 de la mañana con las categorías menores y la segunda a partir de las 13:40 con las mayores que son a partir de los 14 años en adelante. Una vez más Aguascalientes demuestra la capacidad tanto en organización como en infraestructura para recibir estos eventos confirmándose como la capital del ciclismo mexicano.