El gobernador Martín Orozco Sandoval arrancó la construcción de 24 kilómetros para completar la ruta de 45 kilómetros del Libramiento Poniente, proyecto que quedará concluido en un año.

El transporte de carga tendrá una vía más segura y el tránsito en la zona metropolitana será más ágil.

Durante el banderazo realizado en la comunidad La Escondida, ubicada en San Francisco de los Romo, el mandatario destacó la trascendencia de la obra, por lo que su administración seguirá impulsando la conectividad y competitividad de la región del Bajío.

El Libramiento eliminará la circulación de más de cinco mil vehículos al día en la zona metropolitana, un beneficio para los municipios; se pondrá orden a la circulación del transporte pesado que atraviesa, principalmente, a la capital del estado, y de esta manera tendrá como principal beneficio la reducción de tiempos de traslado.

El secretario de Obras Públicas, Noel Mata Atilano, manifestó que esta obra complementa la rehabilitación del tramo federal de 21 kilómetros que inició hace 20 días y que representa una inversión de 1,100 millones de pesos, mientras que el libramiento completo supera los 2 mil millones de pesos.

La carretera medirá 12 metros de sección, con un carril por sentido más acotamiento y tendrá entronques en El Picacho, La Escondida y Chichimeco, donde se ubicará la caseta principal de cobro con tarifas que van de los 52.80 pesos para los automóviles hasta 211.20 pesos para transporte de carga de 9 ejes.

El recorrido podrá realizarse en un máximo de 24 minutos, y la derrama económica para los constructores locales que participen en el proyecto representará el 65% del total de la inversión.

En tanto, el representante de la concesionaria PINFRA, que tendrá a su cargo el libramiento por 30 años, manifestó que la construcción de estos 24 kilómetros será ejecutada por cuatro empresas locales, lo que representa 1,500 empleos directos e indirectos.

El delegado de la SCT, Gregorio Ledezma Quirarte, expresó que los compromisos entre la Federación y el Estado de Aguascalientes, que se concretan, dan confianza a la sociedad y, sobre todo, benefician directamente al sector del autotransporte.