Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con una prueba piloto con servidores públicos como usuarios, la CDMX inició la operación del servicio de taxis libres mediante aplicación, modalidad que se abrirá en marzo al público en general.
Con pago sólo en efectivo, el cobro de unidades solicitadas mediante la app “Mi Taxi” tendrá un banderazo de 13.10 pesos, mayor a los 8.7 pesos que cobra un concesionario con levantamiento en calle.
Por ahora, el servicio tendrá que pagarse sólo en efectivo, sin que se tenga fecha para hacerlo con tarjeta bancaria o de Movilidad Integrada.
La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, recordó que el nuevo módulo de la aplicación con un botón de pánico incluido fue lanzado después de la desaparición y asesinato de una joven a bordo de un taxi.
“Viene el proceso de capacitación para que cualquier habitante de la Ciudad de México pueda optar entre una aplicación telefónica que ya existe o apoyar a los taxistas de la Ciudad de México”, indicó.
La nueva herramienta de “Mi Taxi” inició a pesar de que los choferes no han respondido a su utilización como se esperaba.
José Merino, titular de la ADIP, dijo que hay 70 mil taxis registrados, de las cuales sólo alrededor de 8 mil están inscritos.
La plataforma pide autorización a los usuarios para poder compartir su número de teléfono con el operador de la unidad. Al finalizar el viaje, el usuario podrá evaluar el servicio y si no le pareció adecuado podrá reportarlo.