Nayra Rivera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Protegido con un chaleco antibalas, Francisco Huacus, candidato del PRD a la diputación federal por el distrito de Apatzingán, acusó ayer que en la zona de Tierra Caliente no hay condiciones para realizar las campañas pues estarán expuestos a los daños colaterales que genera el crimen organizado.
Durante el arranque de su campaña acusó que la protección de las autoridades es insuficiente.
En Michoacán, el 26 de febrero fueron asesinados Miguel Ángel Reyes y Armando Pérez Luna, candidatos de Morena y del PAN a la Alcaldía de Maravatío.
Por otra parte, en Catemaco, Veracruz, entre brujos, incienso y música de rito, el candidato morenista al Senado, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, inició la contienda con una «limpia» para pedir protección.
«Alejo de este hombre todo enemigo, todo mal, toda envidia», proclamó una mujer que en su capa llevaba el nombre de «La Loba Negra».