Jorge Ricardo y Antonio Baranda
Agencia Reforma

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas.- La conferencia mañanera en Tuxtla Gutiérrez se llevó a cabo sin la presencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues integrantes de CNTE en Chiapas le bloquearon el paso en exigencia de diálogo sobre la reforma educativa y la reactivación de cajas de ahorro.

“Exigimos el respeto de todas las conquistas laborales, están congeladas las plazas del comité seccional y también se analice de inmediato la liberación a los compañeros que merecen sus préstamos de caja de ahorro y fondo de ahorro”, urgieron.

Afuera de la Séptima Región Militar de Tuxtla Gutiérrez, donde iba a dar su conferencia, varios grupos impidieron el paso del Mandatario federal, quien dijo que se quedaría en el lugar y no aceptaría chantajes.

“Aquí me quedo, no acepto chantajes”, afirmó Lopez Obrador enojado al interior de su camioneta.

“Me dejan pasar, me respetan y luego hablamos”.

Tras esto, uno de los integrantes gritó: “¡Primero la solución, luego la conferencia!”.

En días recientes, la sección 7 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se ha manifestado incluso con la toma de casetas acusando una simulación de las mesas de reunión para acabar con la reforma educativa, por plazas y derechos sindicales y en contra del regreso a clases presenciales.

“Estamos padeciendo la reforma educativa, nos prometieron quitar la reforma, que no quedaría ni una coma y la pregunta: ¿Es cierto que se abrogó la reforma educativa? ¡No! Entonces, seguiremos en esta lucha y en esta batalla”, exclamaron los miembros de la Coordinadora.

Mientras el Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, se encargó de iniciar la mañanera, afuera los integrantes de la CNTE y personal médico realizaron su propia conferencia ante el Presidente, quien seguía adentro de su camioneta.

“Usted nos prometió en una de sus conferencias que tendríamos seguridad laboral y a la fecha nada se ha cumplido”, dijo una mujer por medio de un altavoz.

“Queremos decirle, señor Presidente, que es mentira lo que está diciendo el Gobernador Rutilio Escandón en su mañanera de que nosotros no queremos dialogar”, mencionó otro profesor afuera.

“Queremos que terminen las simulaciones”, añadió.

Más de una hora y doce minutos después de estar retenido, el Presidente López Obrador pudo ingresar a la Séptima Zona Militar donde ya había terminado su conferencia mañanera, que por primera vez no fue encabezada por él.

El Mandatario federal ingresó a la zona militar y ahí continúa antes de acudir a San Cristóbal, donde presentará los avances del programa de reconstrucción. Afuera sólo lo esperan unas cuantas personas.