El gobernador Martín Orozco encabezó el inicio de la construcción del puente vehicular en el antiguo camino a San Ignacio, obra con la que se cerrará la circulación de vehículos por el histórico puente de piedra, para convertirlo en un paso seguro de peatones y ciclistas.

Durante el evento, el mandatario señaló que con esta importante obra, el Gobierno del Estado rescata y preserva el patrimonio histórico y arquitectónico de los aguascalentenses, aunado al proyecto integral de movilidad.

Acompañado por organizaciones civiles, historiadores, órganos colegiados, funcionarios de los tres órdenes de gobierno, vecinos y sociedad en general, Orozco Sandoval señaló que esta obra beneficiará a 33 mil personas que a diario transitan hacia los fraccionamientos del poniente de la ciudad, a bordo de 15 mil vehículos.

El proyecto comprende la construcción de dos calzadas de circulación, iniciando con la calzada  poniente, con lo que se logrará conectar la Prolongación de Av. Antiguo Camino a San Ignacio con la Av. Garza Sada. Además incluirá la construcción del puente sobre el río San Pedro.

Recordó que esta obra colonial resguarda cerca de 300 años de nuestra historia, contando los 54 años que tardó en ser concluida. Fueron los jesuitas los que iniciaron las obras del antiguo puente y quienes lo llevaron a su culminación.

¡Participa con tu opinión!