El presidente del Comité Sistema Producto Aguacate, Rafael Velasco, aseguró que este cultivo de reconversión va avanzando, y cada vez son más los agricultores que deciden probar la plantación de este tipo de árboles, pues hay buen mercado para lo que aquí se ha producido.

En la actualidad se estima que hay más de medio centenar de hectáreas cultivadas exclusivamente de aguacate, en la mayoría de los casos, de productores de guayaba que decidieron cambiar a este cultivo, que en el mercado les permite tener un mejor costo de venta, a diferencia de la fruta tradicional de la región.

“Ahí va avanzando”, manifestó Rafael Velasco, quien aseguró que esto ya no es un experimento, sino un cultivo que ha sido posible desarrollar en Calvillo, aprovechando el clima que se goza y que ha permitido que esta fruta esté dando rendimientos.

Por su parte, Miguel Martínez Rubio, presidente del Comité Sistema Producto Guayaba, manifestó que varios de los que son parte de esta asociación de productores, han decidido combinar su cultivo tradicional con el aguacate o el limón, pues han encontrado que no sólo es posible que rinda frutos en esa tierra, sino que además, les deja mejor ganancia.

“Al menos con esta nueva fruta para la entidad, ha permitido no sólo cultivarla, sino también tener buena recolección como para empezar a tener mercado regional para su colocación y a buen precio”.

Varios son los productores de guayaba que actualmente trabajan sus tierras con la combinación de cultivos, hay quienes tienen aguacate, otros limones, pitahayas y hay quienes han vuelto a tener nopal para forraje, el cual además les permite tener recuperación en la fertilidad de las tierras.

Se trata de nuevas actividades agrícolas que tienen contentos a los productores y con nuevo ánimo, pues no son dependientes exclusivamente de la guayaba y de su mercado, ya que hay temporadas en que se ha tenido que malbaratar, pero al tener otras opciones de producción, brinda aliento a quienes se dedican al campo y han decidido trabajar con la reconversión.