La Secretaría de Seguridad Pública Municipal informa que se realizan hasta 80 detenciones por turno de personas involucradas en riñas. Antonio Martínez Romo, jefe de la dependencia, mencionó que la mayoría de los detenidos son menores de edad y que muchos portan armas blancas.

El esquema de trabajo de la Secretaría, centrado en la prevención y control de la violencia callejera, opera diariamente y arroja resultados importantes, aunque alarmantes. En un turno de 12 horas, que va de las 7 de la mañana a las 7 de la noche, se registran entre 40 y 80 detenciones, variando según la actividad del área y la zona cubierta.

El Comisario subrayó la tendencia inquietante del porte de armas blancas entre los jóvenes, especialmente el machete, que se ha popularizado como un elemento común en las riñas callejeras. Se detienen individuos desde los 11 o 12 años hasta jóvenes de 20 a 25 años por involucrarse en estos conflictos violentos.

Las áreas más afectadas por estos sucesos incluyen fraccionamientos como Pilar Blanco, Casa Sólida, Paseos de San Antonio y Palomino Dena, entre otros. El secretario vinculó estas detenciones recurrentes tanto a individuos aislados como a bandas locales, frecuentemente involucradas en disputas entre barrios.

«Son personas que ya tenemos identificadas», declaró, enfatizando en la importancia de implementar intervenciones más efectivas para enfrentar este desafío.

Para concluir, instó a los padres de familia a ejercer una mayor supervisión sobre sus hijos para prevenir su implicación en actividades delictivas.