Édgar Hernández
Agencia Reforma

TAPACHULA, Chiapas.- Cientos de efectivos de la Guardia Nacional, el Ejército y Migración fueron desplegados en la frontera México-Guatemala para impedir el paso de los migrantes de la nueva caravana procedente de Honduras.
Los efectivos vigilarán los pasos informales en la ribera del Suchiate, así como los puntos formales como el Puente Internacional Rodolfo Robles, por cuyos sitios han llegado caravanas previas.
Autoridades de Guatemala informaron que la caravana avanza hacia México en grupos. Algunos pretenden llegar al País por la frontera de El Ceibo, Tabasco, y otros por Suchiate, Chiapas.
Hasta la tarde de ayer, el grupos que se dirige a Tabasco se ubicaba a 260 kilómetros en el Departamento (Estado) de Petén, Guatemala, donde la Policía Nacional Civil de ese país pretendía frenarlos.