Antonio Baranda y Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la pandemia de Covid-19, el desfile de este 16 de septiembre se realizará con un contingente reducido de fuerzas federales, sin público asistente, y con prácticas militares con sana distancia.
Además, a diferencia de años anteriores, el Presidente Andrés Manuel López Obrador no presenciará el evento desde el balcón central de Palacio Nacional, sino que estará en un templete instalado frente a la entrada del recinto, donde encabezará una ceremonia de entrega de condecoraciones a personal de salud.
Este año no se permitirá la asistencia de personas al Zócalo y el desfile cívico-militar tampoco avanzará por calles del Centro Histórico y Paseo de la Reforma, ya que se desarrollará únicamente en la Plaza de la Constitución.
“Mañana (hoy) es un desfile también muy peculiar porque no van a ser muchos elementos”, señaló ayer López Obrador conferencia matutina.
“Es una representación, sólo tiene que ver con el Zócalo, ni siquiera voy a estar, no vamos a estar en el balcón para el desfile, sino en un templete. Pero son representaciones, y los aviones, eso sí, el espectáculo de los aviones. Entonces, están todas y todos invitados”, expresó.
En el evento, que se espera que dure unas dos horas, participarán dos Batallones (671 soldados y marinos).
El año pasado, la actual Administración utilizó a 13 mil soldados y civiles. El último año de gestión de Enrique Peña Nieto participaron 18 mil elementos, de los cuales casi 13 mil fueron exclusivamente de la Sedena.
La tropa será formada en el perímetro de la plancha del Zócalo, donde el el Presidente entregará la presea “Miguel Hidalgo” a 58 médicos y enfermeras que participaron en la lucha contra Covid-19.
La formación incluye 81 vehículos blindados y operativos, 66 caballos y 15 civiles de instituciones públicas y privadas.
Tras la ceremonia se efectuará el toque de silencio durante un minuto, mismo que culminará con una serie de aplausos, como una muestra de respeto a las personas que han fallecido con motivo de la pandemia.
Tras el acto solemne se dará luz verde al paso de 56 aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) y de la Armada de México, entre aviones y helicópteros.
Desde 16 mil pies de altura serán lanzados desde un helicóptero MI-17 15 paracaidistas –por segunda vez consecutiva, una mujer– quienes realizarán técnicas de navegación aérea y formaciones para aterrizar frente a Palacio Nacional.
El año pasado, Cecilia Canto, Sargento primero oficinista del Ejército, se convirtió en la primera mujer en realizar un salto en caída libre en el Zócalo.
Además, desde otros helicópteros Black Hawk, elementos de las Fuerzas Especiales de la Marina y de la Defensa Nacional harán una demostración de infiltración al Zócalo, empleando la técnica de soga rápida, como una exhibición de su adiestramiento utilizado en misiones de alto impacto, ya sea para la captura de narcotraficantes o en acciones contraterrorismo.
Desde inicios de agosto en el Campo Militar 1, unos 4 mil soldados, marinos , guardias nacionales y funcionarios de otras dependencias federales realizaron prácticas para el Desfile Militar.
No obstante, los mandos consideraron que la tropa, en vez de marchar, debían ir en vehículos temáticos en los que la Sedena y la Marina muestran las actividades que realizan en el país, tanto de seguridad como labor social.

Reconocimiento
Condecoración Miguel Hidalgo 2020 para premiar al personal de salud que ha ayudado a combatir Covid-19:

– Es la más alta presea que otorga México a sus nacionales, para premiar méritos eminentes o distinguidos.

Estará dividida en tres grados de condecoración:
Grado | Cantidad | Premio
– Collar | 58 | $100 mil
– Cruz | 500 | $50 mil
– Banda | 7,150 | $25 mil

– Desde marzo a la fecha, el Ejército suma 4 mil 307 casos positivos en sus filas.
– Hasta el 14 de septiembre, la Sedena reportó a 174 elementos hospitalizados por Covid.
– Hasta esta fecha, 130 elementos habían fallecido por el virus.