Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Calacas, brujas y escobas; no, no fue una fiesta de Halloween; era el pleno de la Cámara de Diputados en el tercer día de debates del Presupuesto de Egresos de la Federación 2022.
Con un avance lento en el desahogo de 2 mil reservas, la Oposición lanzó la advertencia, ante la falta de disposición de los morenistas para ceder y negociar: no espere Morena que las reformas constitucionales que proponga prosperen. Piden diálogo. Lo que resulta es una batalla de insultos.
Enojados porque Teresa Castell, diputada del PAN, les dijo «narcodiputados», la morenista Salma Luévano paseó por el pleno, frente a la legisladora cuando estaba en tribuna, una calavera con las quijadas abiertas.
«¿Es brujería o amenaza de muerte?», protestó el vicecoordinador del PAN, José Elias Lixa.
Minutos más tarde, las brujas arribaron al pleno.
Diputadas de Morena y PT se vistieron así y entraron por la puerta principal con sus escobas.
Cargan con carteles en los que se lee: «putas, brujas, aborteras», luego de que el jueves panistas cuestionaron cómo se iba a pagar la interrupción del embarazo en el sector salud si no le dan recursos.
También suben para argumentar que los reclamos de las feministas no tienen razón sobre el anexo inflado de los recursos para igualdad entre mujeres y hombres.
La petista Lilia Aguilar exclamó en tribuna que no es verdad que el presupuesto para las mujeres haya disminuido.
Aseguró que son mujeres libres y pensantes, que no son seguidoras de un patriarca, como sí lo son las diputadas del PAN, PRI y PRD.
Margarita García García, del PT, defendió a López Obrador.
«¿Por qué tanta maldad hacia un hombre que ha transformado a México?», cuestionó la oaxaqueña.
Como no alcanzarían a aprobar el presupuesto antes del cumpleaños del Presidente que es este sábado, los diputados de Morena abandonaron el pleno para grabar videos de felicitación y manifestarle que están en la lucha.

ASÍ LO DIJO
«Se han acercado con un símbolo de la muerte a nuestra oradora, no sabemos si constituye brujería o una amenaza de muerte».
José Elias Lixa, vicecoordinador del PAN .

¡Participa con tu opinión!