‘Arderán’ las redes sociales en campañas

Angélica Contreras Ruvalcaba, representante de la Asociación Cultivando Género, resaltó la creciente preocupación acerca de la violencia digital que podría surgir durante el proceso electoral de este año. Esta violencia no sólo afecta a candidatas y candidatos, especialmente a mujeres y personas LGBTQ+, sino también a periodistas, miembros de la sociedad civil y ciudadanos en general.

Contreras Ruvalcaba señaló que el aumento de la violencia digital representa riesgos significativos para quienes participan en el proceso electoral, incluyendo amenazas, negación de información y difusión de imágenes engañosas que podrían dañar la reputación de las personas involucradas.

Por ello, enfatizó la necesidad de abordar estos problemas antes del inicio formal del proceso electoral. Hizo un llamamiento tanto al Instituto Estatal Electoral como a los partidos políticos para que se comprometan a establecer un pacto ético sobre el uso de la tecnología digital durante las elecciones.

La activista también advirtió sobre el desafío que representa el uso de la Inteligencia Artificial generativa en estas elecciones, lo cual podría conducir a campañas de desinformación, incluso generando audios y fotos falsos de candidatos. Ante este escenario, subrayó la importancia de un compromiso serio para regular y controlar el uso de la tecnología durante el proceso electoral.

Contreras Ruvalcaba aclaró que el objetivo no es oponerse a la tecnología, sino promover su uso ético y responsable. Propuso que la ciudadanía también juegue un papel activo, evitando compartir información sin verificar y participando de manera informada en el proceso electoral.

Finalmente, la representante de Cultivando Género expresó su preocupación ante el inicio del año electoral, que ya ha mostrado signos de actividad digital perjudicial. Se refirió a la creación de páginas destinadas a exponer a personas involucradas en partidos políticos y administraciones públicas con el fin de dañar su imagen.