“Zacatecas está que arde” y, ante lo que se ha reflejado en Aguascalientes, que sufre los estragos de la inseguridad en la frontera norte del estado, es que se deberán definir estrategias para garantizar que la tranquilidad prevalezca, aseveró el gobernador Martín Orozco Sandoval en entrevista colectiva.

Se refirió a los últimos acontecimientos en los que ha intervenido presuntamente la delincuencia organizada proveniente de Zacatecas afectando a aguascalentenses: “lo tenemos todo registrado, el convoy que entró, lo que sucedió este fin de semana, sencillamente entran y se van a Zacatecas”, es el vecino estado al norte el que está generando los principales conflictos, recalcó.

Si bien el Mando Único está activo, se pedirá más apoyo de la Guardia Nacional, que debería estar al frente de la atención en carreteras y delitos de orden federal, pues, en cuanto a la delincuencia organizada, es la primera responsable en atacar; de la misma forma, aunque en conjunto, es menester del resto de las corporaciones.

Comentó que tiene conocimiento de la visita a la entidad este miércoles del gobernador de Zacatecas, David Monreal, con quien buscará la oportunidad de un encuentro y platicar sobre lo que ocurre en el vecino estado y cómo ha repercutido en Aguascalientes.

Lo que se tiene claro es que se deberán tomar medidas en la frontera con Zacatecas y hacer el llamado a la Guardia Nacional para que se mantenga atenta de las carreteras federales; “es lo que comentaré en la próxima reunión de seguridad, frente al coronel de la Guardia Nacional del estado, pues necesitamos apoyo”.

Orozco Sandoval habló de la situación en el municipio de Asientos, en donde su alcalde recientemente decretó un “toque de queda” ante la ola de inseguridad generada en aquella región, también de gente proveniente presumiblemente de municipios aledaños y correspondientes a Zacatecas, por lo que, en estos días, estará el secretario de Seguridad del Estado, Porfirio Sánchez, en aquel lugar para que se implemente un operativo específico.

Si bien, de momento, la frontera con Jalisco está un tanto más tranquila, es urgente considerar que “el tema de seguridad es de minuto a minuto, ahorita estás bien y en cualquier momento se puede descontrolar, y más con los antecedentes de vecinos y de un país, porque, en general, así está México”.