Benito López
Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas 19-Jul .- El acoso criminal a las familias regiomontanas que cruzan la frontera por Reynosa, que Grupo REFORMA dio a conocer ayer, se refleja en el incremento de delitos en Tamaulipas.
De enero a junio, los secuestros subieron 40 por ciento y el robo de vehículos 54 por ciento.
Un reporte de la Procuraduría del Estado sobre la incidencia delictiva indicó que en enero de 2017 se registraron 82 denuncias por privación ilegal de la libertad, mientras que en junio hubo 115.
En robo de autos, pasaron de 296 denuncias a 456.
Grupo REFORMA publicó ayer que dos familias de San Pedro, Nuevo León, que viajaban en sus vehículos fueron asediadas por hombres armados cerca del Puente Internacional Anzaldúas, en Reynosa.
Otra familia, que iban de Monterrey a Texas el fin de semana, fue baleada cuando se dirigía al Puente Internacional de Pharr.
Ante esto, y aunque las autoridades locales y federales activaron el sábado un operativo de vigilancia en Reynosa y carreteras circunvecinas con motivo del Programa Paisano y Verano 2017, el Gobierno municipal recomendó no viajar de noche a esta frontera.
El secuestro de alto impacto más reciente que ha trascendido es el de la española Pilar Garrido Santamans, de 34 años, quien fue plagiada el 2 de julio cuando regresaba de Soto la Marina a Ciudad Victoria.