Con la intención de explicar y que los diputados razonen su voto a favor de la aprobación del presupuesto propuesto por el Instituto Estatal Electoral para el 2022 por 117 millones de pesos, ayer se reunieron autoridades electorales, con los miembros de la Comisión de Asuntos Electorales del Congreso del Estado, encabezada por Emmanuelle Sánchez Nájera.
En entrevista previa, Luis Fernando Landeros Ortiz, presidente del IEE, dio a conocer que de la solicitud que se hizo llegar a autoridades estatales por el monto antes citado, hubo una reducción y de acuerdo con lo que se plasmó en el paquete económico del Gobierno Estatal, el Instituto Electoral sólo fue considerado con 83 millones de pesos, por lo que comentó que de no darse la aprobación con la cantidad solicitada inicialmente se tendrá un déficit presupuestal de más de 30 millones de pesos, que pondría en complicaciones al organismo al menos en los últimos tres meses del año entrante.
Recordó que en el proceso electoral 2020-2021 el organismo que preside enfrentó graves problemas, ya que por vez primera desde que él ocupó la presidencia en 2015, se vio en la necesidad de solicitar una ampliación de presupuesto, como se tuvo que pedir.
El funcionario acudió acompañado de Lilian Martínez, directora administrativa del IEE, y explicó que la situación por la que atraviesa el instituto no es sencilla, sobre todo, porque se tendrá que hacer frente al proceso electoral por la gubernatura que será netamente local y con recursos estatales.
Landeros Ortiz explicó que en el proceso en marcha desde octubre pasado, se tienen las mismas actividades que en las elecciones de este año, pero con otros elementos que hacen complejo el andamiaje.
Refirió que de por sí, a nivel nacional el INE ya enfrenta un fuerte embate, por lo que no estaría mal que desde el estado se brinde algún impulso y fortalecimiento, más porque se trata de un proceso electoral que desde ahora, “pinta muy complejo”.
Insistió que la notificación hecha por el secretario de Finanzas al IEE, en el que plantea la reducción en la aspiración presupuestal del IEE, orillaría al instituto a solicitar ampliaciones presupuestales en el transcurso del año entrante, lo que dijo, políticamente no es tan correcto, ya que pone en entredicho la toma de decisiones de la autoridad electoral; “esa fragilidad que presupuestalmente nos deja esos números, en los hechos nos deja endebles cuando se necesita de un árbitro fuerte y sólido”.