En la comparecencia del jefe de la Policía Estatal, Sergio Martínez Castuera, con motivo del análisis de la Glosa del Primer Informe de Gobierno, los diputados cuestionaron los altos índices de delitos del fuero común que se registran en la entidad y las estrategias para reducirlos.
Ante el incremento de asaltos en la vía pública, robos en casa habitación, sumado a adicciones en adolescentes en colonias que se han vuelto conflictivas, el funcionario reconoció que existe un déficit de policías, ya que en Aguascalientes hay 1.4 policías por cada mil habitantes y la norma establece que sean 1.8.
Acerca del proyecto de transformación del C4 al C5, dijo que se llevará a cabo con la recaudación por concepto de renovación de placas; además, se fortalecerá la red de comunicación estatal, dispositivos GPS, análisis de terreno para su edificación y proyecto arquitectónico.
En relación a la supuesta presencia del crimen organizado, el secretario de Seguridad Pública Estatal afirmó que “no hay un cártel o cárteles establecidos en la entidad, lo que sí hay es consumo y venta de drogas, derivando en problemas sociales como el del joven que “comienza a consumirlas y para conseguirlas, primero roba a sus familiares y luego ya comete ilícitos de alto impacto”.
Citó que al corte del mes de octubre el estado se encuentra en el lugar 17 con más de 3 mil delitos cometidos; y destacó los trabajos de profesionalización de los elementos policiacos, para que puedan llevar a cabo en mejores condiciones su tarea y lograr ser un ejemplo de policías en todo el país.
Martínez Castuera afirmó que hay una coordinación con los gobiernos de Zacatecas y Jalisco, intercambiando información para conocer al momento que se están dando esos hechos violentos y de inmediato enviar un grupo de reacción que salvaguarde los límites del estado de Aguascalientes.