César Martínez y Gael Montiel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- México pisará el acelerador en la vacunación contra Covid-19 en la frontera norte y Estados Unidos mantendrá las restricciones en los cruces terrestres no esenciales.
Tras la visita del Secretario de Seguridad Nacional de EU, Alejandro Mayorkas, se acordó ayer la creación de un grupo de trabajo binacional para analizar la eventual reapertura de la frontera común.
Mayorkas se reunió con el Canciller Marcelo Ebrard; la Secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez; el Fiscal General Alejandro Gertz, y el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, así como con mandos de la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina.
También con empresarios de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en México.
“Le hemos comentado que se va a acelerar la vacunación, con el propósito de que los promedios de vacunación en México sean muy parecidos a los promedios en sus ciudades norteamericanas”, dijo Ebrard tras recibir al funcionario.
Ayer, la Administración de Joe Biden envió a México 1.3 millones de vacunas de Johnson y Johnson contra el Covid-19, que serán utilizadas en 39 municipios de seis estados fronterizos.
“Hay que apresurarnos, organizarnos, para lograr esto lo más pronto que se pueda y regular la situación económica y pues, también, social en nuestras ciudades en la frontera norte”.
Antes de abordar el avión de regreso a su país, Mayorkas fue cuestionado sobre la reapertura de la frontera en un encuentro con periodistas.
“Discutimos si podemos relajar las restricciones en la frontera. Ambos (países) reconocemos el problema de salud, pero entendemos también las consecuencias económicas de las restricciones, no sólo a las comunidades fronterizas de México, sino también de Estados Unidos”, dijo.
“Estamos viendo esta situación con mucho cuidado, diariamente. La Casa Blanca anunció la formación de grupos de trabajo para estudiar este problema y ya está en proceso”.
En un salón del hangar de la Guardia Nacional en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el funcionario calificó su visita a México –la primera que realiza al exterior como Secretario de Seguridad Nacional– como extraordinaria y productiva.
“Disfrute algo de comida mexicana, y como siempre pasa con la comida mexicana, mi hambre quedó satisfecha”, aseguró.
De su encuentro con Herrera mencionó que hablaron sobre oportunidades económicas, pero precisó que de manera informal.

Niega obstáculos
Las restricciones para la cooperación en seguridad con agentes estadounidenses, impuestas por México tras la captura del General Salvador Cienfuegos, no son un obstáculo para la cooperación, afirmó Mayorkas.
Tras su conversación con Gertz, el Secretario se sintió optimista de la cooperación en materia de seguridad con México.
“Ambos reconocemos que si nuestra cooperación es ejecutada como esperamos, esas restricciones no serán un obstáculo para abordar retos compartidos”, aseguró.
Gertz recibió al Secretario en su oficina, en el piso 25 en la sede de la FGR, y hablaron durante más de una hora, entre otros temas, sobre el tráfico de armas en la frontera.
“Nos preguntamos qué más podemos hacer para detener el flujo de armas y otros equipos que termina en las manos de los cárteles y las operaciones. Es una responsabilidad compartida”, dijo.