Por: Sommelier Jorge Martínez

Muy bienvenidos sean, estimadas amigas y amigos de El Heraldo de Aguascalientes, gusto en saludarlos nuevamente en este Apuntes del Sommelier, continuaremos nuestro recorrido a través de diferentes bebidas y gastronomía.
En otras ocasiones comenté acerca del vino, la cerveza artesanal y algo de maridaje; bien, pues hoy hablaré acerca de la bebida más popular y socialmente aceptada en el planeta, también es el segundo producto más comercializado en el mundo después del petróleo: el café; éste nace del cafeto que produce una fruta roja llamada cereza de café y que posteriormente, cuando alcanza su madurez, es llevada a un proceso de tostado y molido. El resultado es una deliciosa y espectacular infusión que hace muy agradable el despertar de millones de personas en el mundo, y no sólo eso, también en la actividad cotidiana durante todo el día.
Muchas personas lo toman por gusto, pues tal bebida genera un sabor exquisito y, por supuesto, un cúmulo de aromas que la acompañan; otras personas lo beben para estimularse, porque su contenido de cafeína les permite ser ágiles y estar más despiertos para realizar la rutina con una sensación más dinámica.
El café es ahora un tema de moda, hay una gran cantidad de negocios dedicados a darlo conocer, así como la gran variedad de formas para beberlos, esto lo hace más interesante, pues nos proponen café en frío, caliente, en coctelería, postres, y muchas opciones, que con seguridad alguna será de nuestro agrado.
Demasiada es la información acerca del café. Les voy a platicar un poco de su origen para dar paso a sus aplicaciones y usos hoy en día. Se dice que el cafeto o árbol del café se descubrió en Etiopía; luego se difundió por Turquía, Egipto, Europa Central, Norte de África, Balcanes, España, Portugal y, en consecuencia, América. A la fecha, los principales productores de café son Colombia y Brasil, después de ellos Vietnam, Indonesia, Etiopía, México; y casualmente, no son los países que producen el mejor café los que lo consumen, los principales consumidores son Estados Unidos, Alemania, Japón, Holanda y Suecia.
Hay dos principales especies de café: arábiga y robusta; después de esto, muchos tipos de tostado de café, que son los que dan sus variados aromas. Bastantes veces, cuando tomamos un taza de café, ni siquiera sabemos qué tipo de grano ingerimos y más ahora en estos tiempos, cuando la oferta es muy basta y nos ofrecen café en frío, en caliente, y diversas especialidades con sabores adicionados, cremas, cereales y adornos de una gran variedad; para el gusto de cada quien son muy válidos, pero a mí me gustaría hacer énfasis en los cafés más básicos para nosotros, que son el café americano y el expresso; dos tipos que bebemos a diario en casa, en la oficina, en un restaurante, y los cuales son realmente naturales. Cabe mencionar que si logran beberlo sin agregar azúcar u otro tipo de edulcorante, en verdad lo disfrutarán más, por la razón de expresar de forma más agradable sus espectaculares sabores y aromas.
Me gustaría compartir un pequeño maridaje o armonización con café, chocolate amargo y cogñac o brandy. Empecemos por elegir un café: americano o expresso; para este maridaje los dos son buena opción. Enseguida escojan un chocolate amargo, que tenga la menor cantidad de azúcar; y por último elijan una copa de cogñac o de brandy. Los vamos a formar frente a nosotros, de izquierda a derecha: primero el café, al centro el chocolate y al lado derecho el cogñac o brandy. Muy bien, ahora, el primer paso es dar un sorbo al café, una vez que lo pasen, muerdan el chocolate tratando de esparcirlo en toda la cavidad bucal, y terminan dando un sorbo al cogñac; la idea es apreciar cómo cambian los sabores y aromas haciendo este maridaje.
Hagamos un segundo ejercicio, sólo cambiarán el orden, primero el café, después el cogñac y al último el chocolate; este cambio de orden en los ingredientes nos permitirá contar con otra opción de maridaje, y ustedes podrán elegir el que más les agrade o simplemente seguir ejercitando con otro ingredientes, como almendras, nueces, turrones, etcétera.
Para los apasionados por los puros, también es una muy grata opción disfrutar de uno al final de este maridaje y continuar intercalándolo hasta terminarlo; es una sensación increíble y de alguna manera nos ayuda a hacer la sobremesa más agradable y por tal motivo, más larga.
Como pueden apreciar, amigos, hay infinidad de maridaje sencillos que podemos realizar en casa, no dejen de practicarlos, porque con continuidad es como se logra avanzar para que nuestro desarrollo sensorial se vaya equilibrando. Procuren conseguir una prensa francesa para tomar café americano cómodamente en el hogar, la pueden encontrar en los autoservicios y otras tiendas en Aguascalientes; esta prensa, que es de manejo muy sencillo, ayuda a explotar los sabores y aromas del café de una manera muy agradable.
Nos vemos en el próximo Apuntes del Sommelier. ¡¡Buen provecho y salud!!