Por Sommelier Jorge Martínez

Muy bienvenidos amigos a este APUNTES DEL SOMMELIER, gracias por visitarnos y compartir con nosotros este espacio. Ha sido un gusto para mí encontrarme con algunas familias en el mercado y también en el supermercado. Me da alegría que disfruten juntos este espacio, recuerden que compartir con los seres queridos la cultura de la gastronomía y las bebidas es genial, porque siempre nos quedará algo que aprender. Es maravilloso ver que aunque sientas que ya has aprendido mucho, siempre habrá algo más con que cultivarse, así es que con gusto iré comentando un poco acerca de sus peticiones. Como recordarán en los últimos artículos nos hemos estado refiriendo a temas relacionados con el calor, qué podemos comer que nos regale un rato de placer con este fuerte calor, al cual no estamos acostumbrados y tampoco contamos con equipos de aire acondicionado en la gran mayoría de los lugares que visitamos cotidianamente. Así es que el día de hoy también vamos a hacer un maridaje con un platillo muy fresco y una exquisita copa de vino blanco, vamos a preparar unos camarones al perejil en frío y lo vamos a acompañar con una copa de vino blanco de la uva chardonnay; es importante seguir muy bien los pasos para que el platillo esté muy fresco y realmente se pueda disfrutar.
Ésta es una de las peticiones que me solicitó la señora Adela López, con gusto vamos a preparar estos camarones muy frescos. Bien, el platillo, como su nombre lo dice, debe predominar el sabor del perejil; como ustedes recordarán, el del camarón es realmente muy sutil, por esa razón debemos de tener cuidado con qué ingredientes los vamos a mezclar para no perder ese sabor que tiene dicho marisco. Cuando logramos que el camarón sepa al aderezo que tiene y también se aprecie su ligero sabor, hemos logrado un platillo interesante. Vamos a poner manos a la obra con nuestro platillo del día de hoy, los ingredientes son los siguientes: 20 camarones de tamaño grande sin cabeza y crudos, 1 manojo de perejil, aceite de oliva, vinagre de manzana, 2 naranjas, 3 limones, 1 nuez moscada, sal y pimienta. Es importante mencionar que el éxito de este platillo es que todos los ingredientes estén muy frescos, así es que es recomendable que antes de empezar con la preparación se encarguen de que estos ingredientes hayan sido refrigerados por un periodo razonable para que logren una temperatura adecuada, el tener frescos estos ingredientes harán que el comensal realmente los disfrute y pase un rato agradable.
Muy bien amigos, el proceso de elaboración es así: Vamos a descongelar y pelar los camarones por completo, estos los vamos a colocar en un tazón y les vamos a colocar encima el jugo exprimido de las naranjas y de los limones, los dejamos por un periodo de 5 minutos y ahora vamos a agregar una onza de vinagre de manzana, es decir medio caballito de los que son tamaño grande; también vamos a agregar 5 rayadas de nuez moscada, una pizca de sal y otra pizca de pimienta, por último vamos a agregar una vasta cantidad de perejil, éste lo deberemos tener finamente picado, de tal manera que se pueda comer sin sentir que es grande el trozo. Ahora vamos a mezclar para incorporar muy bien todos los ingredientes y los vamos a tapar para refrigerarlos al menos por media hora, o el tiempo que ustedes consideren necesario para que la temperatura sea muy agradable. El platillo es muy aromático y exquisito en sabores, así es que si cumplimos con que tenga perfectamente bien su temperatura, triunfaremos con nuestros comensales. Para acompañar este platillo podemos ofrecer galletas saldas o tostadas bien doraditas, inclusive tostadas hechas a base de tortilla en el comal, ese sabor tan exquisito de estar medio quemadas es espectacular.
Como podrán darse cuenta el calor es fuerte y ahora más que nunca debemos de tener cuidado con la temperatura de los vinos que vamos a ofrecer, les recomiendo mucho por esta temporada tengan a la mano una hielera para enfriar botellas, será una gran aliada porque así podremos conservar los vinos frescos durante todo el tiempo que sea necesario, de lo contrario sin hielera, será corto el tiempo que la botella esté fresca; en el caso de no tener una hielera para botellas, también pueden utilizar algún tipo de recipiente que tenga medidas similares a las de una hielera, pude ser una jarra para agua por ejemplo. Es momento de descorchar nuestro vino de la uva chardonnay, mi recomendación es que puedan comprar dos botellas diferentes de esta uva para que puedan valorar cómo se comportan cada uno de los contenidos y podamos apreciar sus características, esta técnica es muy buena porque nos da la oportunidad de analizar dos vinos inmediatamente. Por lo general la uva chardonnay nos regala notas con aromas a frutas tropicales, esto puede ser muy interesante para este maridaje, ya que el perejil aportará mucho sabor fresco y herbáceo. Esperamos que resulte este maridaje muy bueno, nos vemos en el próximo APUNTES DEL SOMMELIER. ¡Salud y buen provecho!