Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador busca regresar el país a la década de 1970, cuando no existía el libre comercio y dominaba el presidencialismo, según una nota que publicó el diario estadounidense The Wall Street Journal con motivo de las elecciones de mañana.
De acuerdo con analistas entrevistados por el medio, el tabasqueño busca recrear el México de su juventud, de 1960 y 1970.
“Cuando el país era un estado de partido único con un Presidente todopoderoso, un Congreso y cortes obedientes, y una economía impulsada por empresas estatales, especialmente en energía”, dice el artículo.
“Fue un tiempo antes de que el país abrazara la globalización a mitad de la década de 1980 y la democracia al final de la década de 1990”.
A decir de Denise Dresser, citada en la nota, se trata del regreso del tlatoani.
Según el artículo, López Obrador está vaciando varias de las instituciones que limitan el poder presidencial.
“A muchos les preocupa que intente permanecer en el cargo más allá de 2024, o controlar a un sucesor elegido a dedazo”, señala.
Los analistas consultados sostienen que sin importar el resultado de las elecciones de este domingo, el Presidente intensificará sus intentos de concentrar el poder.
“Los siguientes tres años estarán marcados por una creciente incertidumbre. En riesgo están la agencia electoral, las instituciones autónomas, el Poder Judicial, el banco central, la reforma energética, las finanzas públicas y la propia Constitución”, dijo Carlos Ramírez, titular de la firma de riesgo político Integralia.
Morena, el partido del Mandatario, ya está proponiendo poner fin a la autonomía de las agencias independientes diseñadas para controlar el poder presidencial, agrega la nota, desde los reguladores antimonopolio hasta el organismo responsable de la transparencia.
Los analistas también advierten de un retroceso en el plano económico.
Las medidas del Presidente, como la cancelación del aeropuerto en Texcoco y el freno a una cervecera en Mexicali, han ahuyentado la inversión empresarial, exponen los autores del artículo.
Y su administración, agregan, ha detenido el mercado de energía renovable de rápido crecimiento en México, al frenar todas las nuevas subastas de empresas privadas para generar energía eólica y solar.
Los analistas destacan que el Presidente apostó por la construcción de una refinería de petróleo, la primera en México desde finales de la década de 1970, mientras gran parte del mundo se centra en cómo llegar a un futuro libre de carbono.
“Él mira cómo era México en la década de 1970 y dice: ‘Eso funciona’. Quiere una economía simple, en gran parte agraria, basada en recursos naturales supervisada por el Estado, que, por supuesto, ya no existe porque el mundo ha cambiado”, dijo Duncan Wood, asesor principal del Instituto México en el Centro de investigación Woodrow Wilson en Washington D.C.