Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador apuntó ayer contra el juez federal que suspendió los trabajos del Tramo 5 del Tren Maya.
Acusó al juez Adrián Novelo de estar vinculado con ex Ministro José Ramón Cossío, a quien ha señalado como asesor de un grupo opositor encabezado por Claudio X. González.
«El juez pues tiene que resolver lo que está pendiente, este es otro asunto, lo que está pendiente, que ya lleva mucho tiempo», dijo.
«Pero es un juez vinculado al que estaba de Ministro, que ahora es el asesor jurídico de Claudio X. González, Cossío. Tenemos que batallar contra eso, pero ahí vamos avanzando».
A finales de mayo, el juez Novelo suspendió por tiempo indefinido las obras del Tramo 5 del Tren Maya por falta de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).
Después, el Gobierno federal le solicitó eliminar todas las suspensiones con el argumento de que la obra ya contaba con una autorización «condicionada» de la MIA.
Sin que se hubieran levantado las suspensiones, el Gobierno declaró al Tren Maya como una obra de seguridad nacional para asegurarse de que no lo frene ningún juicio de amparo.
El 19 de julio, López Obrador ya había raspado al impartidor de justicia por sus resoluciones en este caso.
El Presidente también ha arremetido contra otros jueces que van en contra de sus megaproyectos o estrategias.
Por ejemplo, en días recientes cuestionó al Juez Especializado en Competencia Económica, Ramón Lozano Bernal, quien otorgó una suspensión definitiva a Iberdrola contra la multa que le impuso la Comisión Reguladora de Energía (CRE) por 9 mil millones de pesos.
Además, ha criticado la actuación del Juez Juan Pablo Gómez Fierro, quien ha concedido suspensiones contra la compra de gas natural a Pemex y la CFE.