Un joven fue atacado con un cuchillo en calles del fraccionamiento Notre Dame, mientras caminaba en compañía de su esposa y sus pequeños hijos. Los agresores fueron dos sujetos que viajaban en una motocicleta y a pesar de que se montó un operativo, no fueron localizados.
Quien fue trasladado al Hospital Tercer Milenio para recibir atención médica, luego de resultar con una herida penetrante de abdomen, es el joven de nombre José Armando, de 23 años.
Los sangrientos hechos se registraron el pasado lunes por la noche, cuando policías preventivos del Grupo de Violencia de Género de la SSPM que se desplazaban por la avenida Elías de Lara, al llegar a la altura de los edificios del fraccionamiento Villas de Notre Dame, fueron interceptados por una persona del sexo masculino que les pidió ayuda.
Al detener la marcha de la patrulla para preguntar lo que le sucedía, les manifestó que su amigo había sido atacado con un cuchillo y se estaba desangrando, por lo que requería ayuda urgente.
Los policías preventivos se trasladaron hasta uno de los edificios donde tuvieron contacto con quien fue identificado como José Armando, mismo que presentaba una fuerte hemorragia en el abdomen. Al no poder controlarla, decidieron subirlo a la patrulla para trasladarlo a recibir atención médica.
Fue en calles del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, donde se encontraron con la ambulancia ECO-431 del ISSEA, cuyos paramédicos lo subieron a una camilla y posteriormente continuaron con el traslado hasta el Hospital Tercer Milenio, donde se reportó su estado de salud como estable.
De acuerdo a la versión del mismo lesionado, minutos antes caminaba por calles del fraccionamiento Notre Dame, en compañía de su esposa y de sus pequeños hijos, ya que se dirigía a su domicilio.
En determinado momento, fue interceptado por los tripulantes de una motocicleta Italika, quienes comenzaron a golpearlo y después uno de ellos lo atacó con un cuchillo y logró herirlo en el abdomen.
Tras la agresión los dos sujetos escaparon en la motocicleta, mientras que él al percatarse que comenzaba a sangrar de manera abundante, se dirigió a uno de los edificios para pedir ayuda a un amigo. Asimismo, señaló que no logró identificar a los agresores, además de que desconocía los motivos por los que lo hirieron.
Aunque policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” implementaron un operativo por la zona, no se logró dar con el paradero de los agresores.

¡Participa con tu opinión!