Aguascalientes se perfila como un destino destacado para bodas y eventos románticos. Gloria Romo Cuesta, secretaria de Turismo, destacó el creciente interés de las parejas por explorar nuevos lugares para sus celebraciones, alejándose de las tradicionales bodas familiares y optando por experiencias junto a sus amigos.
El estado ofrece una variedad de opciones, desde haciendas y viñedos hasta iglesias emblemáticas como la de San Antonio. Además, Aguascalientes presenta una rica oferta cultural que incluye callejoneadas, una actividad que ha ganado relevancia luego de que San Miguel de Allende suspendiera esta práctica.
Actualmente, el estado cuenta con 17 empresas organizadoras de bodas y una representación de una asociación internacional del ramo, lo que refuerza su capacidad para atraer eventos de este tipo. Incluso, 35 representantes de haciendas y organizadores de bodas se reunieron para presentar sus servicios y capacidades, destacando haciendas que ofrecen áreas de hospedaje y capillas.
Aunque no se tiene un estimado de cuántas personas vienen a casarse en Aguascalientes, Romo Cuesta mencionó que el estado de Morelos reporta más de 60 bodas al año, generando una derrama económica significativa. En promedio, cada turista gasta entre 200 y 300 dólares al asistir a una boda, lo que representa una oportunidad económica importante.