El agua para uso y consumo humano de los municipios del norte del estado es apta para beberla y realizar labores domésticas, ello, luego de realizar una cloración del líquido y llevar a cabo un muestreo con 1,290 determinaciones, de las cuales 1,282 resultaron dentro de la norma.

Así lo señaló el director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, quien explicó que las determinaciones por municipio fueron: Asientos, 373 con cumplimiento del 84%; Cosío 105, con cumplimiento del 100%; Pabellón de Arteaga 113, con cumplimiento del 89%; Rincón de Romos 218, con cumplimiento del 88%; San José de Gracia 357, con cumplimiento del 100% y Tepezalá 124, con cumplimiento del 92%.

Además, se instalaron en un programa piloto, cinco plantas de tratamiento casero para potabilizar el agua que llega a los hogares de los municipios de Asientos, Tepezalá, y Calvillo, los cuales disminuirán los niveles de flúor, arsénico, plomo y otros metales que pudieran encontrarse en el agua.

Se trata de equipos compactos y portátiles de ósmosis inversa con membranas de alta capacidad de 100 GPD (Galones por día); y además, se capacitó a las jefas de familia de las comunidades más vulnerables para su operación y cuidados.

El personal del Área de Salud Ambiental llevó a cabo un reunión en las Instalaciones de la Dirección del Área de la Jurisdicción Sanitaria ll, ubicadas en el municipio de Rincón de Romos, con personal de los Organismos Operadores, para realizar un análisis de la problemática de los Sistemas de Abastecimiento de Agua Para Uso y Consumo Humano de los municipios de Asientos, Cosío, Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos, San José de Gracia y Tepezalá, tocando los puntos relativos a cloración del agua, presencia de metales pesados y condiciones sanitarias e infraestructura.

Por otra parte, se visitaron 130 sistemas de abastecimiento de agua (pozos) para practicarles una visita de verificación sanitaria, con toma de muestras de agua para uso y consumo humano, para observar el cumplimiento a las normas NOM-230-SSA1-2002 y la modificación a la NOM-127-SSA1-1994.

Finalmente, se realizó un análisis del comportamiento del agua en referencia a la presencia de metales pesados (flúor, arsénico y plomo), teniendo mayor vigilancia en los municipio de Asientos, San José de Gracia y Tepezalá, siendo en éstos donde la presencia de metales pesados se encuentra dentro de los límites máximos permisibles que marca la modificación a la NOM-127-SSA1-1994.

Personal de los organismos operadores se comprometieron a seguir realizando esfuerzos para mantener los porcentajes de cloración, corrección de anomalías en la infraestructura y monitorear los sistemas con mayor incidencia en la calidad microbiológica y fisicoquímica, para mejorar y que esto no represente un riesgo a la salud de la población.