Claudia Salazar
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Con una autorregulación, los diputados pretenden quedarse en el cargo si deciden ir por la reelección consecutiva y mantener los apoyos legislativos durante las campañas.

Los legisladores se comprometen a respetar la ley y no desviar los recursos públicos destinados a la actividad legislativa.

Así queda establecido en un acuerdo emitido por el Pleno, con el respaldo de la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva, aprobado por 454 votos a favor, 4 en contra y 5 abstenciones, el cual entra en vigor de inmediato.

La solicitud de licencia es opcional, lo que es contrario a lo que propuso el Instituto Nacional Electoral en el proyecto de lineamientos sobre la reelección legislativa en 2021.

«Las diputadas y los diputados federales que manifiesten su intención de participar para el mismo cargo por un periodo consecutivo podrán optar por separarse del cargo actual, siguiendo las previsiones normativas correspondientes», cita el acuerdo.

El acuerdo solo aborda los apoyos legislativos y no menciona control alguno sobre el destino de las subvenciones que, en total discrecionalidad, disponen las bancadas a través de los coordinadores parlamentarios y que podrían llegar a los 400 millones de pesos a junio de 2021.

«Los diputados que opten por la elección consecutiva podrán renunciar por el periodo que señalen a los apoyos económicos a que tienen derecho, mediante manifestación por escrito dirigida a la Mesa Directiva, misma que lo hará del conocimiento del Pleno», se menciona.

El proyecto del INE propone que sea obligatorio suspender dichos apoyos, que se entregan para atención ciudadana, gestiones, renta de oficinas, servicios y pago de colaboradores.

Los legisladores que busquen la reelección podrán hacerlo por el mismo partido o coalición que los postuló, o por otra fuerza política.

«Las diputadas y los diputados sólo podrán optar por la elección consecutiva por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que los hubiere postulado, salvo que hayan renunciado o perdido su militancia antes de la mitad de su mandato.

«Las diputadas y los diputados que hubieren renunciado al partido político que los postuló o hubieren perdido su militancia antes de que se cumpliera la mitad del periodo para el que fueron electos, podrán contender para ser electos para el mismo cargo por un periodo consecutivo postulados por un partido político diverso o por vía de una candidatura independiente».

Además, el acuerdo señala que los diputados que sean candidatos deberán «abstenerse» de usar los recursos públicos, tanto humanos como materiales y económicos inherentes a su función, para un fin distinto al que están destinados, para influir en la voluntad del electorado o en actos de campaña o en cualquier otro de proselitismo político.