Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO:
Con 75 votos en favor, el pleno del Senado aprobó aumentar hasta en una mitad las penas, cuando el delito de violencia familiar se cometa en contra de una mujer embarazada, una persona adulta mayor o una persona con discapacidad.

El dictamen, que reforma el Código Penal Federal y que fue enviado al Ejecutivo Federal, establece que no es admisible, en ninguna circunstancia, que se violente a los sectores más vulnerables de la población.

«Toda autoridad, cualquiera que sea su ámbito de competencia u orden de Gobierno, tiene el deber de cuidar, proteger, asegurar y salvaguardar la integridad y desarrollo de las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con discapacidad», se planteó en el dictamen aprobado.

Los senadores indicaron que es necesario que el sistema penal acusatorio atienda el efectivo acceso a la justicia de las personas de dichos sectores, para que cualquier conducta antijurídica sea sancionada con el mayor rigor de la ley. Por ello, es que establecieron que se aumenten hasta en una mitad las penas, en su mínimo y en su máximo, a quien cometa violencia familiar en contra de una mujer embarazada, una persona adulta mayor o una persona con discapacidad.

Además, se aprobó un dictamen que busca aumentar las penas, hasta en una mitad, para quienes abusen de una persona menor de 15 años, o que no tenga la capacidad de comprender el significado del hecho y por el uso de violencia. La reforma al artículo 261 del Código Penal Federal, que fue enviada al Ejecutivo, va encaminada a proteger y garantizar los derechos de las personas menores de edad, al mismo tiempo que busca atender el interés superior de la niñez.

Los senadores aprobaron también un dictamen para derogar el artículo 158 del Código Civil Federal que establece que en el caso de divorcio la mujer no pueda contraer nuevo matrimonio sino hasta pasados 300 días después de la disolución del anterior, a menos que dentro de ese plazo diere a luz a un hijo.

La presidenta de la Comisión de Justicia, Olga Sánchez Cordero, dijo que estas reformas demuestran que el Senado de la República está comprometido con los derechos humanos y procesales.

Senado exige destitución de juezEl Pleno apremió al Consejo de la Judicatura Federal del Poder Judicial del Estado de México a destituir de inmediato al juez Manuel Alejandro Martínez Vitela, por su incompetencia, falta de capacidad e ineptitud, y por poner en riesgo la vida, dignidad, integridad y la salud de una niña de cuatro años.

Mediante un punto de acuerdo aprobado de urgente resolución, las y los senadores plantean que la resolución del juez permita sentar un precedente, para evitar que miles de pederastas vivan en la impunidad por este tipo de decisiones absurdas, denigrantes, ultrajantes y humillantes.

Asimismo, se exhortó al Poder Judicial del Estado de México y a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas condenar y aplicar justicia y reparación de daños, por la cobarde y absurda decisión del juez Manuel Alejandro Martínez Vitela.

El punto de acuerdo fue promovido por la senadora panista Josefina Vázquez Mota.