Ariadna Lobo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Durante la crisis por Covid-19, obtener datos de los ciudadanos de manera ilegal se ha vuelto más sencillo al lucrar con la preocupación del contagio de algún familiar o la necesidad de conseguir cubrebocas.
La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) delineó el modus operandi de estafadores que se hacen pasar por empresas de distribución de artículos médicos, como las firmas 3M y B. Braun Internacional, que registraron fraudes en Facebook cuando usuarios ofertaron mercancía a su nombre, recibieron pagos y borraron las cuentas de la red social.
“Estamos trabajando para proteger al público de la falsificación, fraude y el aumento de los precios de los productos 3M críticos para la atención de la pandemia. Los precios de 3M en todos los suministros médicos, incluidos los respiradores N95, se han mantenido igual que antes de la pandemia”, explica la empresa en su página web.
Otra forma de fraude, durante la contingencia sanitaria, es el robo de información por medio de llamadas, al aprovecharse del miedo de las personas por el Covid-19.
“Llaman a las personas diciéndoles que algún familiar ingresó a un hospital, pero que necesitan una tarjeta para poder darle atención médica. Entonces, con el susto y todo, y en lo que no encuentras a tu familiar, ya hiciste la entrega”, explicó Hugo Galicia, experto en ciberseguridad.
De enero a junio de 2020, la Fiscalía General de Justicia local abrió 547 carpetas de investigación por fraude, derivadas de la Unidad de Recepción por Internet, de las cuales 234 se registraron en mayo y 195 en junio, meses correspondientes a la contingencia sanitaria por Covid-19.
El mes con menos denuncias fue febrero con 10, seguido de marzo, con 27 carpetas de investigación por fraude, según cifras de Datos Abiertos CDMX.