Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Personas en situación de calle han utilizado algunas de las casas de campaña que instaló el Frente Nacional AntiAMLO (Frena).
Al respecto, algunos integrantes del plantón acusaron que desde el sábado, cuando se instalaron sobre Avenida Juárez, han sufrido robos de tiendas, mientras que otros aseguraron que ellos las han donado a personas que viven en la calle, que han intentado meterse al campamento.
Dos casas de campaña como las de Frena, se encuentran en la Calle Artículo 121, muy cerca de cajas, perros y demás pertenencias de personas que viven sobre la banqueta.
“Les regalamos ayer dos casas a esa gente porque se querían meter al campamento de Frena y mejor se las regalamos, no queremos problemas”, dijo Rodolfo Robles, un manifestante de 65 años, quien es parte de la guardia nocturna.
Eso fue confirmado por un par de mujeres que por ahora acampan junto a la Glorieta de Bucareli.
“Supimos que se las donaron, pobre gente”, dijo Hilda, mientras repartía desayunos por el campamento.
Sin embargo, cerca de las 13:00 horas un joven que parecía drogado salió del campamento cargando una casa anaranjada y morada y escapó hacia la Calle Artículo 121.
“Allá las regala la jefa, una jefecita me la regaló”, dijo, aunque en el campamento corrió la voz de que otra vez se habían robado una casa.
“Esto nos pasa todo el tiempo, viene gente que no sabemos si son de la calle o gente que simplemente son mandados a provocar, pero hemos sabido que se las llevan”, indicó una mujer de Guadalajara que acampa afuera del Hotel Hilton.