Belén Rodríguez 
Agencia Reforma

CDMX.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer la segunda parte de las tasas efectivas de Impuesto Sobre la Renta para Grandes Contribuyentes para el periodo de 2016 a 2019, que añade 84 actividades la lista anterior.

Como parte de su estrategia para mejorar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, el SAT publicó el 13 de junio las tasas efectivas para 40 actividades económicas.

Estas tasas señalan el nivel que en promedio cada contribuyente debería estar pagando al SAT, una vez aplicadas las deducciones correspondiente. La idea, según el fisco, es que los contribuyentes comparen sus tasas efectivas de ISR con las publicadas por el SAT y en caso de alejarse significativamente de este parámetro de referencia, busquen revisar y corregir de forma voluntaria.

“Con el objetivo de seguir facilitando e incentivando el cumplimiento voluntario, se invita a las y los contribuyentes a consultar la tasa efectiva de impuesto sobre la renta correspondiente a la actividad económica a la que pertenecen y a compararla con su propia tasa efectiva de impuesto sobre la renta respecto de cada ejercicio fiscal para medir sus riesgos impositivos y, en su caso, corregir su situación fiscal”, señaló el SAT a través de un comunicado.

Las tasas efectivas que ha publicado el SAT desde la primera entrega han sido cuestionadas por expertos fiscal pues el cálculo se ha basado en ingresos, mientras que según argumentan lo correcto debería ser con las utilidades.

La segunda entrega incluye 12 sectores económicos: construcción, servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas, industrias manufactureras, servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación, minería, transporte, correos y almacenamiento, comercio al por mayor, comercio al por menor, servicios inmobiliarios y de alquiler, servicios financieros y de seguros, servicios profesionales, científicos y técnicos, electricidad, agua y suministro de gas por ductos al consumidor final; entre los que se encuentran las industrias de hidrocarburos, petrolíferos, petroquímicos, hotelería, turismo y otras.

Entre las opciones que los contribuyentes tienen para corregir de forma voluntaria su situación el SAT señala declaraciones anuales complementarias para minimizar la posibilidad del inicio de revisiones profundas orientadas a corroborar el correcto cumplimiento de sus obligaciones fiscales.