Vicente Flores Hernandez 
Agencia Reforma

CDMX.- Mientras enfoca sus inversiones en la refinería de Dos Bocas, Pemex cortará a la mitad la operación de contratistas privados que desarrollan campos de producción en aguas someras y tierra, según información preliminar de la empresa que debe a sus proveedores 180 mil 535 millones de pesos.

Según fuentes de la industria, la petrolera está rebasada por sus pasivos y ha notificado a algunos contratistas que los pagos correspondientes a este mes de junio serán liquidados hasta los primeros 90 días de 2021.

De acuerdo con datos de Pemex, en enero de 2020 se tenían alrededor de 40 equipos de perforación en aguas someras, y para fin de año se reducirán a 20.

Estos movimientos, afectarían a por lo menos 10 empresas privadas que operan en campos insignia de Pemex como Cantarell, Ku MaLoob Zaap y la Región Marina del Suroeste, ubicados frente a las costas de Campeche y Tabasco.

Pemex también planea prescindir de equipos de perforación terrestre. De 60 que tenía en marzo de este año, los reducirá a 30 para finales de año.

La Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Petroleros (Amespac) ha expresado su preocupación por la complicada situación financiera que atraviesa Pemex y teme que pueda empeorar hacia el segundo semestre del año, debido al impacto de la pandemia de Covid-19.

En su último reporte financiero al primer trimestre del año, Pemex registró un pasivo de 180 mil 535 millones de pesos por concepto de pago a proveedores.

“Si se paran totalmente los pagos va a haber un problema y las empresas dejarían de prestar sus servicios”, previó la Amespac.

¡Participa con tu opinión!