Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Resiliencia y conocimiento propio han sido los valores que destaca Nuria Diosdado en estos tiempos de aislamiento social.
Tras 15 años de no radicar en Guadalajara, la nadadora artística pasa el confinamiento en la Ciudad en compañía de su familia.
“Ha sido un tiempo de gran enseñanza. Obvio para todos ha sido difícil, pero hay que disfrutar el momento, entonces te puedo decir que la resiliencia ha sido uno de los valores que he trabajado más duro, pero a la vez, contenta de estar en Guadalajara porque he podido disfrutar estos días en casa, con mi familia.
“Lo aproveché para descansar y tomarme un tiempo. Pero ahora lo que estoy tratando de hacer es preparación física con lo que puedo y con lo que tengo, tampoco me estreso”, comentó Nuria, quien disputará en Tokio sus terceros Juegos Olímpicos.
Diosdado trabaja en la alberca del Club Atlas Chapalita, aunque pronto lo hará en el complejo panamericano del Polideportivo Metropolitano, junto a Joana Jiménez.
“Si voy a unos terceros Juegos Olímpicos, no espero bajar del lugar que ya llevo. Lo que deseo es mejorar ese lugar (11) y mantener a México en la Final olímpica a la que acceden 12. No será fácil, pero tenemos mucha experiencia y mi sueño sería un Top 10 olímpico”, afirmó la tapatía.