Debido a que en esta contingencia sanitaria no han podido regresar a sus labores más de 700 adultos mayores que trabajaban como empacadores en farmacias y tiendas de autoservicio, el DIF Estatal comenzó a entregarles en sus domicilios apoyos alimentarios, informó la presidenta del organismo, Yolanda Ramírez de Orozco.

Explicó que a cada persona de la tercera edad que está en el padrón de beneficiarios se le repartirán dos despensas, para que disponga de alimento no perecedero en los meses de septiembre y octubre.

Refirió que estas cajas con alimento forman parte de varios apoyos que ya se les han otorgado desde que comenzó en marzo la etapa de confinamiento social, por lo que ya han recibido dos estímulos económicos en efectivo y en esta ocasión las despensas.

Mencionó que en atención a los protocolos de seguridad sanitaria, los alimentos se les están llevando directamente a sus hogares, a fin de evitar riesgos de contagio, ya que son un sector vulnerable al coronavirus.

Indicó que son varias las brigadas de personal que están participando en esta distribución, por lo que al ritmo que se lleva, es posible que se concluya con esta entrega a mediados de la próxima semana.