La compañía Vino Express, la Cava de Aguascalientes se solidarizó ayer con 250 de los trabajadores de centros de consumo como restaurantes, bares, antros y cantinas, a quienes les entregó una despensa alimenticia con un valor de 200 pesos, a fin de apoyarles en estos tiempos de la pandemia COVID-19, ya que ellos han sido los grandes afectados con las restricciones de movilidad.

Mario Martínez, director de Vino Express, señaló que este apoyo alimenticio se entrega a personal de servicios, quienes dependen sustancialmente de las propinas como meseros, cocineros, cantineros, garroteros, valet parking y de seguridad, ellos merecen recibir por parte de los empresarios y de los proveedores pues han ofrecido su preferencia al colaborar mutuamente.

Al inicio de la pandemia, estos giros fueron cerrados tres meses y resultó ser un golpe muy duro y ahora lo vuelven a hacer por otros 15 días con una Ley Seca que se traduce en un impacto considerable para los cientos de familias que dependen de este gremio.

Tan solo Vino Express colabora con 300 centros de consumo a nivel regional y en este momento la entrega de despensas alimenticias abarca sólo al Municipio de Aguascalientes con 250 trabajadores aunque se inscribieron 480 colaboradores de los centros de consumo, y de esta manera contribuir un poco a las necesidades de las familias más vulnerables.

Comentó que los dueños de empresas en el giro de las bebidas alcohólicas sienten el impacto de esta nueva Ley Restrictiva, porque tienen el compromiso de conservar a su personal pero no saben si será posible y por cuánto tiempo, urge que se deje trabajar con normalidad a los centros de consumo y de venta de estos productos.

La despensa alimenticia entregada por Vino Express junto con los proveedores Tequila El Charro, Torres 10, Casa Pedro Domecq y Siete Leguas Tequila 100% de Agave aportaron recursos para adquirir los productos que apoyarán a las familias de 4 integrantes promedio por un plazo de 10 días.

Mario Martínez adelantó que tiene la intención de organizar una segunda entrega de despensas alimenticias, pero habrá que esperar a que se reactive la comercialización de estos productos para canalizar recursos a las familias vulnerables, así como se recurrirá a los proveedores para que hagan sus aportaciones a favor de sus socios comerciales.