El vicepresidente nacional de la región centro de la CONACCA, Luis Miguel Rentería Arias, informó que las centrales de abasto de todo México han sido invitadas por la Unión Mundial de Mercados Mayoristas y la organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación (FAO) para participar en estos organismos.
Indicó que en el 2020 México estuvo colaborando y trabajando en FLAMA y la FAO, a nivel Latinoamérica, con excelentes resultados para el comercio mayorista de productos perecederos, y con el trabajo realizado se ha ganado aceptación y credibilidad y esto permite incorporarse este 2021 a la organización mundial para seguir aprendiendo y aportando en materia de mercados.
Esta incorporación a la Unión Mundial de Mercados Mayoristas es trascendente, porque México tiene un esquema diferente a Europa y de los países latinoamericanos, allá son regulados y administrados por los gobiernos y cuentan con subsidios importantes, pero en el caso de nuestro país son operados por la iniciativa privada.
En entrevista con El Heraldo, el vicepresidente nacional de la zona centro de la Confederación de Centrales de Abastos subrayó que esta incorporación resulta muy importante y aparte un mexicano ha sido designado para tener una comisión en esa unión mundial, lo que posiciona a México, abre puertas y genera una mayor cercanía al centro de inversiones de la FAO.
El objetivo es apoyar la agricultura y su comercialización en México, en Latinoamérica y en el mundo, y para ello se requiere estar trabajando unificados para favorecer una mayor potencialización en la producción de alimentos y especialmente apoyar en la venta y compra de los mismos, dentro de un sistema agroalimentario.
Por fortuna, la comercialización de productos del campo se ha dejado de ver como un estorbo como sucedía en años anteriores, ahora se ha comprendido que forma parte de la cadena productiva, primero es producción, selección y empaque, logística con transporte, almacenaje seco o refrigerado y finalmente la comercialización, y ahí juegan su papel trascendente las centrales de abasto para llegar con mejores productos a los centros de consumo y mejores precios.
Finalmente, comentó que la FAO se encuentra conectada al Banco Mundial y al Banco Interamericano de desarrollo y a otros fondos a los cuales pudiera estarse conectando México a través de sus mercados mayoristas.