MONTERREY, N. L.- De Luis Miguel, su papá, Michelle Salas prefiere no hacer comentarios, sólo manda un corazón cuando se le cuestiona por él, pero sí tiene mucho que decir de la causa que la mueve en este momento: ayudar a las mujeres que han sido víctimas de violencia física, sexual o psicológica.
La modelo e influencer llevó al hotel JW Marriot de San Pedro, en Monterrey, su «Clóset Sale» junto con Portèlo y la Fundación Alternativas Pacíficas, además, tuvo un meet & greet, y las entradas de su evento serán destinadas al 100% para la organización civil que ayuda a mujeres y niños que sufren violencia familiar.
Esta causa mueve a «Mich», como le dicen, porque viene de una familia de mujeres trabajadoras, desde la matriarca de la dinastía, su bisabuela, Silvia Pinal, pasando por su abuela, Sylvia Pasquel, su mamá, Stephanie Salas, y su tía, Alejandra Guzmán.
Michelle se unió a Alternativas Pacíficas para tratar de romper el círculo de la violencia de género que hay dentro y fuera de las familias. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!