Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de Estados Unidos, en colaboración con autoridades mexicanas, iniciará un programa piloto para escanear a los peatones que cruzan la frontera entre ambos países, en busca de todo tipo de contrabando.
El Departamento de Estado informó el 10 de octubre a proveedores interesados que planea comprar 14 “unidades de detección compactas” que serán instaladas en carriles designados de tres puntos de cruce de la frontera entre Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas.
Habrá dos tipos de aparatos: uno para detectar contrabando oculto entre las ropas, y otro para objetos o sustancias dentro del cuerpo de las personas, que actualmente solo pueden ser confirmadas mediante rayos X en un hospital.
El Thru Vision TS4-C detecta bienes ocultos en las ropas con imágenes de alta definición hasta una distancia de 8 metros y transmite información en tiempo real a centros de monitoreo en aduanas del SAT y del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP, por sus siglas en inglés).